El paraje de Guadix donde se encontraba enterrado el cadáver de Pilar
El paraje de Guadix donde se encontraba enterrado el cadáver de Pilar - EFE
VIOLENCIA DE GÉNERO

Prisión sin fianza para el autor confeso del crimen machista de Guadix

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación y no descarta la colaboración de otras personas

GranadaActualizado:

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Guadix ha acordado este martes el ingreso en prisión provisional y sin fianza del autor confeso del crimen machista que tuvo lugar el pasado en el municipio granadino. Según han comunicado fuentes oficiales, al presunto asesino se le imputa un delito de homicidio por matar a martillazos a su pareja, Pilar, de 57 años, la primera víctima por violencia de género en Andalucía en 2018.

Como ha publicado ABC, la Guardia Civil mantiene abierta la investigación y no descarta la hipótesis a la que apunta el entorno familiar de la fallecida, que sospecha de la posible participación de otras personas en el crimen, además del autor confeso, de 73 años. La elevada edad del supuesto homicida ha sembrado dudas sobre si él solo pudo mover un kilómetro y enterrar sin ayuda el cuerpo de la que era su pareja. La Guardia Civil tomó declaración el pasado domingo al hijo del encarcelado, tras lo que quedó en libertad.

En Guadix, donde el Ayuntamiento ha decretado tres días de luto oficial, los vecinos se muestran sorprendidos por el asesinato de una vecina querida que no había manifestado ser víctima de violencia de género. De hecho, no constan denuncias por su parte en los servicios municipales ni pidió ayuda a asociaciones feministas. Según el relato de sus vecinos, se trataba de una pareja «normal».

Fueron los hijos de Pilar quienes dieron la voz de alarma el pasado domingo en redes sociales, donde alertaban de su desaparición. Se le había perdido la pista la noche anterior, después de que Pilar visitara a su madre. El mismo domingo, la pareja de Pilar se personó en dependencias de la Guardia Civil para denunciar que había desaparecido; al rato, confesó ser el autor del crimen y desveló a los agentes la localización del cuerpo, enterrado en un paraje boscoso a un kilómetro escaso del domicilio que ambos compartían, donde la mató con un martillo.