Un agente de la Guardia Civil en una gasolinera
Un agente de la Guardia Civil en una gasolinera - ABC

Pasa cuatro años escondido en su casa de Granada para que no le pillen por un robo en una gasolinera

El ladrón, que se llevó 450 euros de botín, llevaba desde 2013 intentado que la Guardia Civil no diera con él

GRANADAActualizado:

La Guardia Civil ha detenido a un atracador de gasolineras de 53 años que asaltó armado con una pistola una estación de servicio de Churriana de la Vega (Granada) en mayo de 2013 y, desde entonces, permaneció escondido en su casa, sin apenas salir para evitar ser descubierto.

La detención de este hombre, con numerosos antecedentes penales, ha tenido lugar en Armilla, también en el cinturón metropolitano de Granada. Había asaltado la gasolinera de Churriana de la Vega con guantes y con su rostro con un casco integral de moto, amenazando al empleado con una pistola para, tras conseguir un botín de 450 euros, huir a pie.

Minutos después una patrulla de la Guardia Civil descubría a unos 300 metros de la gasolinera una motocicleta, la cual «había sufrido un accidente de la que se sospechó inmediatamente que podía ser la que había utilizado el atracador en la huida».

La Guardia Civil tomó muestras biológicas de la motocicleta y los análisis confirmaron posteriormente que había sido el sospechoso el que la conducía en el momento del accidente.

Una vez identificado la Guardia Civil ha tratado de localizarlo en numerosas ocasiones, pero no ha sido posible hasta el pasado miércoles, cuando los agentes, «mediante una argucia, consiguieron hacerlo salir de su domicilio y detenerlo».