Presentación de las obras de la Carretera de Trassierra
Presentación de las obras de la Carretera de Trassierra - ABC
REMODELACIÓN

Remodelación de la Carretera de Trassierra de Córdoba: las obras, listas en nueve meses

Costará 900.000 euros y reformará la zona que va desde Doña Berenguela hasta Francisco de Toledo

CÓRDOBAActualizado:

Era una asignatura pendiente desde hace muchos años y, ahora, parece que por fin va a ejecutarse: la remodelación de la Carretera de Trassierra, una vía imprescindible para unir el centro con los barrios del Norte y Oeste de la ciudad. El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Pedro García, ha presentado el proyecto, que, si todo se desarrolla según los plazos estimados, estará acabado dentro de nueve meses.

La actuación supondrá una inversión de 900.000 euros y el plazo de ejecución de la obra en sí será de seis meses. El arreglo afectará a unos 10.000 metros cuadrados desde Doña Berenguela hasta Francisco de Toledo, donde se levantará una glorieta, según ha explicado García.

Los técnicos han explicado que la obra consistirá en la pavimentación con baldosa de terrazo en las dos aceras. En lateral izquierdo, se levantará un parterre de entre tres y cinco metros, además de doble acerado y seis alineaciones de árboles. La glorieta que distribuirá el tráfico será el elemento fundamental de esta obra, que permitirá el acceso a Margaritas, Moreras y a la Carretera de Trassierra. La intervención incluye, igualmente, un carril bici en los dos laterales.

Esta actuación no será la primera que se lleve a cabo en la zona, ya que una parte de esta carretera ya está reformada y ampliada con cuatro carriles, la del tramo entre la glorieta Amadora y Río Névalo.

La primera vez que Urbanismo anunció la ampliación de la avenida de Trassierra fue en 2004, si bien hasta 2009 no pudo ejecutar una primera fase, que supuso una inversión de 1,5 millones de euros. La segunda fase, entre entre Río Névalo y Doña Berenguela, no llegó a ejecutarse: Procórdoba, encargada de dichas obras, la dejó pendiente al disolverse.