CONCURSO

Los Premios Mezquita de Córdoba exhiben el lirismo de su fotografía

La Casa Góngora acoge la exposición con las obras galardonadas y finalistas

Obras de José Luis Moreno Gámez pertenecientes a la serie premiada
Obras de José Luis Moreno Gámez pertenecientes a la serie premiada - VALERIO MERINO

Sombras, detalles, manos, mobiliario urbano desvencijado y, de vez en cuando algún rostro. La fotografía contemporánea ha olvidado muchas veces el afán documental de los comienzos y más bien se centra en las metáforas, en aquello que se explica con la poesía de una imagen que expresa más de lo que refleja. Es lo que encuentra el espectador que en estos días entra en la Casa Góngora para disfrutar de las obras que han resultado galardonadas en los Premios Mezquita. El Ayuntamiento expone allí tanto las ganadoras como una selección de las más interesantes, y a la cabeza está la obra premiada, una serie llamada «Isla».

Sostiene José Luis Moreno Gámez, el fotógrafo malagueño que es el autor de esta obra, que con ellas quiere hablar de «la soledad, el aislamiento y el dolor» que existen en ciertas sociedades. En su argumentación teórica, el autor ha creado incluso una relación epistolar ficiticia: el que estuvo inicialmente en «Isla» (un lugar que permanece en el anonimato) y el que fue allí siguiendo las referencias del primero y miró según lo que se le había contado. En las fotografías relacionadas con Córdoba uno de los premios ha sido para José Ramón Luna de la Ossa (Madrid, 1974), que ha presentado una original serie titulada «Córdoba, escenario de vidas». Su voluntad ha sido plasmar la ciudad en algunos de sus monumentos y lugares emblemáticos, aunque siempre con la presencia humana de cordobeses que llevan a cabo su día a día sin atender a quienes la contemplan por primera vez.

Blanco y negro

También resultó premiado un cordobés, Andrés Gámiz, que propone «Geometría urbana / Geografía urbana», una serie de imágenes de Córdoba en que las curvas de las carreteras y las rotondas son las que tienen el protagonismo, junto con los vehículos y personas que pasan por ellas. En tema libre, también José Ramón Luna de la Ossa obtuvo un premio, por «Luminarias», una serie de imágenes muy singulares en las que el paisaje del campo está tratado con luces oníricas.

El gallego Iago Eireos presenta «Statement», que encuentra la poesía en la realidad que le circunda en la ciudad de Lugo. José Botana, en cambio, tiene una serie llamada «La farola», en que estos elementos son los protagonistas, aunque casi siempre en un diálogo con la oscuridad más absoluta. Casi todas las obras galardonadas en esta parte han recurrido a la expresividad del blanco y negro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios