Municipal

El PP ofrece su abstención a las ordenanzas fiscales

Pone como condición la retirada de la subida del IBI y del incremento del 50% en el precio del Zoo

José María Bellido, portavoz del PP
José María Bellido, portavoz del PP - Archivo

El Partido Popular en el Ayuntamiento de Córdoba está dispuesto a negociar una abstención para que el equipo de gobierno de PSOE e Izquierda Unida pueda aprobar las ordenanzas fiscales de 2017 sin los votos de Ganemos, explicó el portavoz del grupo municipal, José María Bellido.

Los populares han constatado una cuestión que parece cierta. El equipo de gobierno no dispone en estos momentos de los votos suficientes para aprobar el proyecto fiscal. En ese sentido, Ganemos ha explicado que no quiere una subida del tres por ciento del IBI (que no entrará en vigor sin nuevos Presupuestos del Estado), que apuesta por un incremento de tipos de los inmuebles de mayor valor y la creación de una tasa turística, que en estos momentos la Junta de Andalucía se niega a regular en el ámbito de sus competencias en la comunidad autónoma.

Bellido ha asegurado que el cogobierno puede contar con ellos bajo dos condiciones fundamentales. La primera es la de retirar el incremento del IBI que, aseguró, se debe a una decisión municipal y no, como se ha dicho, a «una determinación de Rajoy». La segunda es dejar en el cajón el incremento del 50 por ciento en el precio en la entrada del zoológico.

Aparte de los dos compromisos que el PP considera irrenunciables, Bellido aseguró estar dispuesto a negociar otras cuestiones como modular el incremento de la tarifa de sadeco en un dos por ciento o la bajada que se prevé para el agua. Entienden los populares que se puede seguir la senda iniciada en 2013 de que la presión fiscal no se eleve.

Por otra parte, Bellido anunció el inicio de unas conversaciones con Comercio Córdoba, Hostecor y Córdoba APTC tras su salida de la Mesa de Veladores. El edil popular culpó al teniente de alcalde de Urbanismo, Pedro García, de la situación actual, con las negociaciones rotas, por haber sacado pecho de la interposición de multas. «Nadie presume de las sanciones de la zona azul», afirmó Bellido, quien aseguró que la mesa estaba prevista para educar más que para multar.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios