SALUD

Los pacientes que esperan una prueba diagnóstica en Córdoba se duplican

Operarse en cualquier centro hospitalario de la provincia supone esperar una media de 55 días

Una facultativo observa una mamografía
Una facultativo observa una mamografía - ARCHIVO

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha difundido un extenso compendio de datos sobre las listas de espera tanto en intervenciones quirúrgicas como en consultas externas y pruebas de diagnóstico.

En líneas generales se puede afirmar que los datos que arrojan los centros de Córdoba son buenos y mejoran. Están por debajo de la media andaluza y, por lo que se ha encargado de recalcar la Junta en una nota, muy lejos de los datos medios que ofrece el Sistema Nacional de Salud.

Pero si hay un dato bastante revelador, éste proviene de las pruebas diagnósticas. En el último año computado por el Servicio Andaluz de Salud (el que va de junio de 2015 a 2016), los pacientes incluidos en las listas de espera para hacerse desde una mamografía a un TAC pasando por una endoscopia, entre otras, se han duplicado de manera holgada. En concreto, en junio del año pasado había 2.334 en el conjunto de la provincia y a finales de junio pasado, 5.177.

Mamografía y TAC

La media de días que los hospitales cordobeses tardan en llamar a un paciente para una de estas pruebas es de 18. La misma cifra que Andalucía pero tres días más que el dato de 2015.

El tirón viene provocado por la horquilla de pruebas cuya demora se establece en una horquilla de 16 a 30 días. Por ejemplo, en el Hospital Reina Sofía, hacerse una mamografía supone esperar 19 días de media (tres días más de promedio que un año antes). Un TAC, 17 días.

Y en el Hospital Infanta Margarita de Cabra, las pruebas para cardiopatías establecidas en el catálogo que publica el SAS se mueven entre los 24 y 26 días. En el caso del Valle de los Pedroches, 18 días.

Así las cosas, la foto fija que ofrece el banco de datos de Salud es óptima para la red de centros cordobeses. En conjunto, hay 11.637 cordobeses que están esperando operarse, de ellos, 8.745 con citas programadas (casi 1.600 menos que un año antes), mientras que unos 2.900 no pueden ser intervenidos bien porque han declinado hacerlo los pacientes o porque tienen otras dolencias que complican la intervención (no programables).

Un cordobés tarda de media en ser intervenido 55 días, cuatro menos que la media andaluza. En el caso del Hospital Reina Sofía, el dato se eleva en 10 días: 65, y en el centro de referencia aguardan 4.868 personas para pasar por el quirófano. Operarse de tiroides se va a 75 días, mientras que las actuaciones sobre las caderas (muy comunes) andan por 50 días de demora.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios