CARTA SEMANAL

El obispo de Córdoba dice que «la Iglesia no es un parásito, sino uno de los principales bienhechores»

Demetrio Fernández anima a colaborar con generosidad en el día de la Iglesia Diocesana

El obispo, durante una misa en el cementerio
El obispo, durante una misa en el cementerio - ARCHIVO

«¿Has recibido algo de la Iglesia en algún momento de tu vida?», pregunta el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en su carta de esta semana. Si es así, y se ha tenido «sacramento, catequesis, acompañamiento en momentos cruciales», invita a ser «agradecido» y a colaborar con una aportación en el Día de la Iglesia Diocesana, que se celebra este domingo.

El prelado recuerda que «la diócesis es una gran comunidad de personas, una gran familia», de más de 700.000 personas en Córdoba. No ha reparado en cifras: 232 parroquias, unos 300 curas, 70 seminaristas (50 mayores y 20 menores), y unos 800 religiosos que atienden múltiples instituciones. Y por supuesto «miles y miles de fieles laicos» en los distintos ámbitos: parroquias, movimientos y comunidades, cofradías y grupos de espiritualidad religiosa. «Córdoba es una diócesis viva, llena de vitalidad cristiana y de caridad para con los pobres», resalta el obispo.

El prelado invita a corresponder con ayuda tras recibir acompañamiento o sacramentos de la Iglesia

Demetrio Fernández recuerda que durante lo más duro de la crisis económica, la Iglesia «ha estado y sigue estando cerca de los pobres, y ha llegado incluso a dar de comer a 200.000 personas durante una larga temporada», a través de Cáritas y otras instituciones. «Qué hubiera sido de nuestra sociedad, tan apretada por todos lados, sin la presencia de la Iglesia y de los católicos. La Iglesia, por tanto, no es un parásito de esta sociedad, sino uno de sus principales bienhechores», asegura.

La Iglesia, según el prelado, necesita sostenerse entre todos, con «la aportación voluntaria de los fieles a través de donativos y legados, suscripciones periódicas o señalando la X en la declaración de la renta», ante la cada vez menor ayuda de las Administraciones públicas. «Somos un gran familia contigo» es el lema de este año, recuerda Demetrio Fernández, que insiste en la transparencia de la Iglesia al mostrar públicamente sus cuentas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios