COMERCIO

«No sin mi furgoneta»

Los tenderos del mercadillo del Sector Sur quieren volver a la plaza de la Unidad, en la que no hay sitio para sus vehículos

Un vecino camina entre los parasoles y los bancos que impiden el acceso de las furgonetas
Un vecino camina entre los parasoles y los bancos que impiden el acceso de las furgonetas - VALERIO MERINO

SIN furgoneta no hay mercadillo. Así de claro. Los titulares de las licencias de los treinta y ocho puestos que componen el espacio de venta de ambulante del Sector Sur están que trinan con elAyuntamiento. El motivo de la discordia es que la remodelación de la plaza de la Unidad, en el centro del barrio, les ha dejado sin espacio para que coloquen los vehículos durante la cita comercial de cada martes y viernes. Y un núcleo de venta ambulante sin camionetas es como una gran superficie sin escaleras mecánicas o sin aparcamiento subterráneo. Lo explica el presidente de la Unión de Vendedores Ambulantes (Uvaco), Salvador Medrano: «Nos parece muy bien, como no podía ser de otra manera, que se arreglen las calles, pero siempre que se respeten los usos que han tenido y que van a seguir teniendo; en la plaza de la Unidad han puesto bancos y papeleras que hacen imposible que entren las furgonetas, que en un mercadillo sirven de almacén del género y hasta de probadores».

El enfado de los comerciantes es grande porque después de dos años reubicados en la calle Libertador Sucre, a la espalda de la avenida de Cádiz, se encuentran con que la obra de la plaza de la Unidad ha acabado pero no pueden volver a ella porque el Ayuntamiento no los ha tenido en cuenta. Las opciones que les da el bipartito del Partido Socialista e Izquierda Unida —tal y como quedó ayer patente en una comisión municipal— pasan porque organicen el mercadillo sin sus vehículos y por que los puestos queden divididos en dos espacios de la plaza.

Las posibilidades

La opinión de Uvaco es que esta posibilidad no es viable, de manera que la solución pasa porque ambas partes acuerden que la cita ambulante se siga organizando, pero ya de un modo definitivo, en la avenida Libertador Sucre. En este punto, Salvador Medrano precisa que «en principio estamos abiertos a cualquier propuesta y partimos de la base de que todos hemos de ceder un poco para llegar a un punto que satisfaga las necesidades de los titulares de las licencias y también a los intereses del Ayuntamiento».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios