Cientos de personas se han concentrado este domingo en la plaza de las Tendillas para defender la caza
Cientos de personas se han concentrado este domingo en la plaza de las Tendillas para defender la caza - ROLDÁN SERRANO
MEDIO AMBIENTE

Miles de personas defienden la caza en Córdoba e insisten en su legalidad

Asaja, PP, PSOE y la Federación Andaluza de Caza piden «respeto» para una actividad que genera 90 millones de euros

CÓRDOBAActualizado:

Con el sonido de la berrea de fondo, el presidente de Asaja, Ignacio Fernández de Mesa, ha defendido este domingo junto a cientos de cazadores en la plaza de las Tendillas la caza y el mundo rural, de la gente que vive del campo o participa de su vida y que está en entredicho. «Los cazadores, los rehaleros, los pescadores, todos tienen control de la Guardia Civil, y la Administración pública, su revisión continua, los que no los tinen son los «ecolojetas» que sin formación ni nada, han encontrado en el ataque un medio de vida para vivir del cuento», ha denunciado Fernández de Mesa.

En este sentido, el responsable de Asaja en Córdoba ha defendido a los ecologistas «porque es una manera dignísima de vivir porque apoyan la agricultura y el desarrollo pero esos "ecolojetas" no, sólo quieren imponer un orden absurdo. No sé qué quieren cambiar o sustituir; sólo hay que mantenerlas y hay que protegerlas».

La segunda parte del problema es el lobo, según Fernández de Mesa, «los "ecolojetas" se han filtrado en la administración y actúan desde dentro y fuera fastidiando dando problemas a todos a los cazadores y a los agricultores, actuando no solo en España sino en toda la UE». Ahora, ha añadido, estos personajes «vienen con un regalito que es el «Life Lobo» tratado con 1,6 millones de euros y que se reparten beneficios cuantiosos entre asocaiciones poco representativas del mundo rural. Siete ayuntamientos del norte de Córdoba ya han desistido de apoyar este proyecto del lobo».

Ataques de los animalistas

Por su parte, el delegado provincial de la Federación Andaluza de Caza en Córdoba, Francisco Javier Cano Prieto, ha defendido este domingo en la plaza de las Tendillas que estan aquí «por la cantidad de ataques que estamos sufriendo, sobre todo en redes en las que nos llaman desde asesinos a cualquier otro insulto por parte del sector animalistas y parte del ecologismo». «Estamos cansados de insultos porque eso cala en la sociedad y están dando una imagen distorsionada del mundo rural, de los cazadores. El mundo rural es mucho más que matar animales, se capturan animales pero se hace una labor muy importante para que el campo goce de salud, y es una labor de los cazadores y de todos los que se dedica al mundo rural», ha añadido.

Según Cano, «la labor que realizamos permite la fijación de la población al territorio, y permite por ejemplo que subsistan poblaciones pequeñas. Está todo muy legislado. En Córdoba la caza genera unos 90 millones de euros y hay más de 30.000 cazadores federados. Son miles los puestos de trabajo que dependen de la caza cada temporadas, desde guardas, hasta los catering o arrieros».

Por último, a esta defensa se unieron tanto la parlamentaria andaluza del PSOE, María Jesús Serrano, así como el presidente del PP en Córdoba, Adolfo Molina, quien ha incidido en la necesidad de apoyar a los cazadores para mantener el equilibrio y la riqueza rural.