El pintor madrileño Tomás Egea
El pintor madrileño Tomás Egea - V.M.
DECESO

Muere el pintor Tomás Egea en Córdoba

La misa tendrá lugar mañana miércoles, a partir de las 13.00 horas, en la iglesia del tanatorio de Las Quemadas

CÓRDOBAActualizado:

El ilustrador, dibujante prolífico y pintor Tomás Egea (Madrid, 1933) ha muerto hoy a los 85 años en Córdoba. El cuerpo será trasladado al tanatorio de Las Quemadas a partir de las 12.00 horas y la misa tendrá lugar en la parroquia de este recinto, mañana miércoles, a las 13.00 horas.

Este cordobés adoptivo fue codiscípulo y amigo del mismo Antonio López en las aulas madrileñas de Bellas Artes en la Escuela Superior de San Fernando, donde se formó.

Su primer trabajo como dibujante se lo ofreció la institución Teresiana. Además, ilustró cómics como «Flechas y Pelayos», una publicación propagandística del régimen, y posteriormente por «Chicos», el gran tebeo de los años cuarenta y cincuenta. Pero su salto profesional lo dio gracias a su colaboración con «Blanco y Negro».

Egea con una de sus ilustraciones
Egea con una de sus ilustraciones-ABC

En 1958 se estableció en Córdoba. Su primer trabajo aquí fueron unos bocetos para una cerámica de una obra de Rafael de la Hoz en la calle Jesús María. Aquel encargo le abrió las puertas del mundo de la decoración, que exploró ampliamente en la Costa del Sol. «Nacemos para hacer cosas bellas», declaraba el pintor, que presumía de que el arte le había conducido hasta la felicidad, en una entrevista publicada en 2008 en ABC:

Trabajos y premios

Fue cofundador del Salón Córdoba y del Centro de Estudios de Artes Plásticas. Profesor interino de Decoración durante seis años en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos Mateo Inurria de Córdoba, y ha realizado múltiples trabajos de decoración, murales y vidrieras en ciudades como Madrid, Toledo, Alicante, Ibiza, Palma de Mallorca, Valencia, Murcia, Granada, Almería, Sevilla, Cádiz y Málaga.

Cómic de Bodegas Campos
Cómic de Bodegas Campos - ABC

Entre sus últimos trabajos destacan el cómic «Bodegas Campos en la historia de Córdoba» con textos del escritor Carmelo Casaño Salido.

A lo largo de su vida ha sido reconocido con un gran número de premios, como el Fundación Carmen del Río; el primer premio del concurso nacional de murales para la Facultad de Medicina de Córdoba (1980); o el primer premio mural en 1986 de la Casa de la Cultura de Lorca (Murcia).