Un coche de Policía junto a un cartel de la planta de valoración - ÁLVARO CARMONA / D.D.
DILIGENCIAS

La Guardia Civil investigará el incendio del vertedero de Córdoba

La Fiscalía no adoptará ninguna decisión hasta que no se emitan los primeros informes

CÓRDOBAActualizado:

Agentes de la Guardia Civil -probablemente, el servicio especializado en protección ambiental, el Seprona- se harán cargo de la investigación del incendio del vertedero, el problema ambiental más severo de los últimos meses junto al vertido de Oleícola El Tejar en el municipio de Pedro Abad y que generó un fuerte impacto en la fauna del río Guadalquivir. Los funcionarios del instituto armado ya se encuentran en la zona aunque, de momento, no han podido recabar pruebas porque están esperando a que las llamas y el humo remitan para que se pueda iniciar la invesigación sobre el terreno de forma que se puedan determinar causas ciertas sobre el inicio del fuego, que lleva vivo desde el pasado domingo a las 13.45 horas.

Una exploración de los hechos

La responsable de los asuntos ambientales de la Fiscalía de Córdoba, María Eugenia Bautista, aún no ha incoado diligencias previas sobre el siniestro. De hecho, no hay previsión de que se judicialice el caso hasta el momento concreto de que la Guardia Civil entregue el atestado que tiene que realizar sobre el fuego en las instalaciones de Recicor. Lo habitual en estos casos es que se produzca, al menos, una exploración de los hechos. Es lo que ocurrió con el incendio de un megavertedero irregular en Seseña a mediados de 2016 donde ardieron toneladas de ruedas obligando a aplicar el protocolo de emergencias en torno el entorno. El juzgado de Valdemoro llegó a tomar declaración a un investigado aunque la Fiscalía nunca llegó a ver indicios sólidos de culpabilidad en los hechos.

El gobierno municipal de Córdoba, que coordina el operativo de extinción, maneja un plazo mínimo de seis días para que las cosas vuelvan a la normalidad sobre los plazos iniciales de 24 horas. Demasiado combustible por quemarse y muchos problemas entre los equipos del SEIS y el Consorcio Provincial de Extinción de Incendios para el acceso a una zona donde existen toneladas de productos plásticos que arden como la yesca. «La extinción del incendio va a mejor», explicó ayer el teniente de alcalde de Seguridad, Emilio Aumente.