Rafael Blázquez, portavoz de Ganemos Córdoba en el Ayuntamiento
Rafael Blázquez, portavoz de Ganemos Córdoba en el Ayuntamiento - Archivo
Medio Ambiente

Ganemos exige al cogobierno local que se apruebe la innovación del PGOU que afecta a la cementera Cosmos

Ciudadanos acusa a PSOE e IU de una «persecución sin precedentes» contra la empresa cordobesa y la iniciativa privada

CórdobaActualizado:

Hasta aquí hemos llegado. Ése, en principio, parece ser el mensaje lanzado esta mañana por el portavoz de Ganemos Córdoba, Rafael Blázquez al cogobierno local de PSOE e IU, a quien acusa de «haber roto el pacto por un aire limpio firmado por todas las formaciones políticas que optaban a las municipales en 2015, además de quebrar, de nuevo, el acuerdo de gobernabilidad».

El primero garantizaba, según Blázquez, el aire que respiran los cordobeses y obligaba a prohibir el uso de residuos como combustible en el casco urbano. El segundo alude al acuerdo de investidura basado en 51 puntos «bajo premisa de colaboración y consenso entre las fuerzas que lo acordaron y eso se ha obviado», ha dicho.

La alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), ha negado la mayor. «Aquí nadie rompe ningún acuerdo. Nadie está incumpliendo el documento de las cincuenta y una medidas» que permitió que se formara el gobierno de la ciudad tras las elecciones municipales de 2015.

Ambrosio a Ganemos: «Nadie está incumpliendo ningún acuerdo»

Según el portavoz de Ganemos Córdoba, tanto PSOE como IU tienen que seguir adelante en el proceso de aprobar la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a fin de deteminar dónde se puede y dónde no valorizar, además de revisar «por necesidad» el citado plan urbanístico, «porque las circunstancias han cambiado mucho en la ciudad y hay asuntos que lo necesitan».

Para el primero de los planteamientos, la innovación, Blázquez ha asegurado que el informe de impacto sobre la salud de la junta de Andalucía, «aunque ambiguo, no significa una negativa para seguir adelante con el proceso sin necesidad de preguntar nada a la Administración andaluza».

Por tanto, ganemos exige y reclama que se apruebe la innovación y se revise el PGOU. En caso contrario, «pensamos que un claro incumplimiento de los pactos» y se actuará en consecuencia. Eso no significa que se acaba la carta blanca de apoyo al cogobierno «porque nunca la ha habido, pero sí que en cada cuestión concreta habrá que forzar un consenso», ha advertido.

Reacción de Ciudadanos

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Córdoba, David Dorado, ha acusado esta mañana a la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE) de «no preocuparse ni por el paro, ni por las empresas ni por el medio ambiente, aunque sí por su sillón», de modo que «se desvive sólo por satisfacer a la minoría radical que le sustentan en el gobierno», en clara alusión a Ganemos Córdoba.

Dorado ha señalado, también, que espera que «el último episodio de la serie Cosmos (la cementera) se queda en stand by y esperemos que no haya ya una segunda temporada y que haya llegado a su fin».

De este modo, Ciudadanos ha considerado que el empeño del cogobierno es «perseguir a la cementera o aniquilar cualquier otra iniciativa empresarial privada que se dé en Córdoba y de ahí que los datos de paro dejen a la ciudad en un pozo sin fondo».

Según dorado, una ciudad sin empresas «es una ciudad muerta» y, en este sentido, este equipo de gobierno formado por PSOE e IU «está matando a Córdoba». En opinión de Dorado, la innovación del PGOU es una «persecución sin precedentes a una firma privada», si bien con la «patada hacia adelante» en relación a la innovación ha sido «gracias a los informes de la Junta» con los que «se impone la legalidad como garantía del estado de derecho hacia las empresas y la propiedad privada».