El primer teniente de alcalde, Pedro García (IU), antes del inicio de un Pleno
El primer teniente de alcalde, Pedro García (IU), antes del inicio de un Pleno - VALERIO MERINO
AYUNTAMIENTO

Mea culpa de IU-Córdoba: «No es bueno que haya un nivel presupuestario bajo. Hacemos autocrítica»

Se zafa de la nula ejecución en la lucha contra la pobreza energética alegando que ponen en la ciudad luces de bajo consumo

CÓRDOBAActualizado:

El primer teniente de alcalde de Córdoba, Pedro García (IU), ha vuelto a entonar el mea culpa ante los malos datos de ejecución presupuestaria con los que el cogobierno de izquierdas ha cerrado 2017, de nuevo -en 2016 le pasó lo mismo-. Tal y como avanza hoy ABC, el Consistorio no ha gastado cuatro de cada diez euros de las cuentas del ejercicio que acaba de finalizar, según los datos del Órgano de Planificación Económico-Presupuestaria del Ayuntamiento -las cifras definitivas llegarán con la liquidación de los presupuestos en el primer trimestre-.

García ha asegurado que es «bueno hacer autocrítica cuando las cosas no se hacen de la manera que a uno le gustaría». Y ha reconocido que «no es bueno que haya un nivel presupuestario bajo y hay que mejorarlo en 2018. Hay que subirlo».

El primer teniente de alcalde de Córdoba ha alegado que «lo positivo» es que el cogobierno PSOE-IU consiguió aprobar las cuentas para 2018 para que entraran en vigor a fecha de uno de enero. Así nada más empezar el ejercicio, ha argumentado, «podemos empezar ya» su materialización y es «más sencillo y más fácil poder llegar a toda la ejecución» en el presente ejercicio. Se ha colgado así una medallita, porque la Concejalía de Hacienda la ostenta IU.

Ha recordado que el bipartito ya ha admitido que tiene un problema con el desarrollo de los presupuestos. «Ya lo dijo la alcaldesa [Isabel Ambrosio (PSOE)]», ha recordado, en alusión al anuncio que hizo la regidora en la recta final de 2017 de que se creará una nueva unidad de Contratación en el Consistorio, para agilizar la ejecución de los presupuestos. «Cuando las cosas no se hacen bien, poner parches es de cobardes», ha sentenciado García.

Eso sí, la «autocrítica» ha tenido un límite. Ha asegurado que los bajos niveles de materialización de las cuentas «no reflejan mala gestión, sino diferentes realidades». IU ha cargado en varias ocasiones contra lo que considera complejidad burocrática para sacar adelante proyectos.

Interrogado por el chocante hecho de que, entre las partidas en las que no se ha ejecutado ni un céntimo aparezca la de lucha contra la pobreza energética (340.000 euros), pese a que el cogobierno destaca el marcado carácter social de su labor, primero ha intentado, sin éxito, negar la mayor. «No es un dato exactamente correcto», ha asegurado.

Al pedirle que precisara, se ha salido por la tangente. Ha afirmado que la lucha contra la pobreza energética «tiene muchísimos factores y muchísimas vinculaciones; no sólo ligada a una partida». Intentando cargarse de argumentos, ha llegado a asegurar que las actuaciones del Ayuntamiento en iluminación en la vía pública, la sustitución de lámparas por las de bajo consumo, donde «sí ha habido inversiones importantes», son parte «de ese trabajo que se está haciendo» contra la pobreza energética.

Críticas del PP

Por su parte, el viceportavoz del grupo municipal del PP, Salvador Fuentes, denunció que el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Córdoba lleva casi tres años viviendo del trabajo que realizó la anterior Corporación en la que su partido tuvo el gobierno de la ciudad.

Fuentes explicó que el presupuesto es la única política que ha desarrollado el gobierno de Isabel Ambrosio y que en este caso no se está cumpliendo debido a una bajísima ejecución de inversiones que ha llevado a que cuatro de cada diez euros contemplados en las cuentas de gasto no se lleguen a tocar.

El viceportavoz popular defendió que la situación municipal se defiende objetivamente con cifras, con políticas desarrolladas. «El resto son cuentos», explicó. Fuentes afirmó que no son capaces de gobernar y reclamó que se adopten medidas con el propósito de cumplir los compromisos que se adquieren.