El Arenal de La Fuensanta, un terreno en teoría inundable
El Arenal de La Fuensanta, un terreno en teoría inundable - VALERIO MERINO
MEDIO AMBIENTE

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir tendrá que autorizar cada proyecto en zona inundable de Córdoba

Urbanismo abre un proceso de estudio de la norma que afecta a varias iniciativas

CÓRDOBAActualizado:

La Confederación Hidrográfica del Guadaquivir (CHG) tendrá que autorizar proyecto a proyecto que se intente llevar a cabo en la nueva denominación de la zona de cautela inundable que ocupa una buena porción del término municipal tras la aprobación del nuevo reglamento del dominio público hidráulico, que el Gobierno aprobó a finales de 2016 y que está empezando a tener consecuencias tras una etapa dedicada, sobre todo, a la pedagogía con las entidades locales. El órgano de cuenca reconoce que los expedientes empiezan a entrar ya poco a poco en sus registros oficiales de cara a recabar los dictámenes que son preceptivos para la aprobación de instrumentos de planeamiento y licencias.

Esa es una de las grandes novedades de la legislación y se llama Zona de Flujo Preferente, que tendrá impacto en la mayor parte de los proyectos que se planteen en la zona del Arenal tanto al norte como al sur de la autovía y que tiene que interferir en aspectos como la reforma de la Feria de Mayo, el desarrollo de un complejo deportivo en los suelos de Tremón o en la construcción de una playa artificial rodeada de restaurantes y hoteles.

Mancha de la Zona de Flujo Preferente marcada por la CHG
Mancha de la Zona de Flujo Preferente marcada por la CHG-ABC

La última ratio administrativa

En todos esos casos, la Gerencia de Urbanismo de Córdoba ya no será la última ratio administrativa de forma que los promotores no solamente tendrán que tocar en la ventanilla municipal. La opinión favorable del órgano de cuenca será muy relevante en el éxito o el naufragio de un proyecto. Expertos de la CHG consultados reconocen que la nueva norma trae restricciones serias porque las zonas marcadas de riesgo tienen un peligro severo de avenida. Son aquellas en las que, estadísticamente cada cien años, se produce una riada en la que la profundidad del agua alcanza el metro y la velocidad del caudal el metro por segundo. Por ende, explican, la filosofía es la de evitar construcciones en suelo rústico e ir modificando las zonas urbanas para que se encuentren mejor preparadas.

En el caso de Córdoba, además de todo lo que ocurra en El Arenal, tendrán que pasar por el filtro de la Confederación proyectos que se lleven a cabo en la zona de la Fuensanta, en una buena parte del distrito sur. En un catalogo no exhaustivo y vista la definición del Ministerio de Medio Ambiente, se encuentran dentro  de la zona el proyecto deportivo del Pabellón de la Juventud que el Consistorio quiere desarrollar, el complejo de San Eulogio o las casetas fijas de la Feria.