Baltasar López - PRIMERA PLANA

Un mes en clics Baltasar López

Durante mi baja, convertido de golpe en «prota» de la «Ventana indiscreta», espié a Capitulares por el balcón de Internet

Sepan, lectores, que mi ausencia de esta columna el último mes se debió a una caída que me dejó el meñique derecho más dañado que la carrera política de Pedro Sánchez. Convertido de golpazo en el protagonista de la «Ventana indiscreta», dediqué parte de mi baja a espiar desde fuera al Ayuntamiento, que tantas veces he analizado desde dentro por mi trabajo, asomado al balcón al mundo que es internet. Y esto vi.

Primer clic de ratón: El cogobierno PSOE-IU presentó el 19 de septiembre unas ordenanzas fiscales para 2017 con subidas del IBI (3%); la basura (2%); cementerios (2%); la entrada al Zoo (50%)… Si con la pasta que recauda de más en este último concepto hace un recinto para especies extinguidas, puede exhibir ahí el plan de rebaja de la presión fiscal que activó el PP en 2014.

Segundo clic: A finales del pasado mes, la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), movió su banquillo con bastante lógica. Puso de cerebro en Presidencia a Emilio Aumente, la cabeza mejor amueblada del equipo rector del Consistorio y quien también retiene Seguridad. De esta Área, salió David Luque como fichaje para Cultura, su demarcación natural y en la que debe dar más juego. Le será muy fácil superar la labor de su predecesora, Mar Téllez, a la que incomprensiblemente le dio Empleo. Con esta remodelación la regidora mostró tarjeta roja a Ganemos, que había apostado ahora por alinearse en el gobierno de la ciudad. Eso sí, esta última formación, que el bipartito necesita para tener mayoría absoluta, ha contraatacado. Enseña los tacos y sabe que puede hacer daño a PSOE e IU en breve en la tramitación de las ordenanzas fiscales y las cuentas.

Tercer clic: Hace quince días, el cogobierno nos daba al fin una gran alegría. Su programa de solicitud de fondos europeos logró la cifra máxima que podía recibir la capital: 15 millones para proyectos a desarrollar hasta 2022. Pero no descorcharé el champán hasta dentro de seis años, cuando hayamos sido capaces de gastarnos hasta el último euro llegado de Bruselas. El último precedente (plan Urban Sur) fue para cogerse una borrachera, pero para olvidar una gestión, tanto de la izquierda como de la derecha, que hizo que nos quedáramos sin algo más de 2,4 millones de la UE.

Cuarto clic: A finales de la pasada semana, PSOE e IU volvían a despertarse en el dramático día de la marmota que les atrapa. Su enésimo problemón es que las divergencias económicas con la constructora del Centro de Convenciones tienen las obras casi paradas. Los trabajos están hechos a algo más del 50% y no estarán listos para noviembre. Al menos, el bipartito ha dejado de rodear este proyecto, heredado del PP, de un secretismo más propio de la construcción de una lanzadera de misiles que de la ejecución de un equipamiento municipal.

Quinto, y último, clic: No puedo acabar sin recordar a mi compañero de redacción Antonio Muñoz, fallecido ahora hace seis años.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios