Instalación de una cámara de tráfico en el Centro
Instalación de una cámara de tráfico en el Centro - VALERIO MERINO
ANTITERRORISMO

Las cámaras de tráfico también servirán para aumentar la seguridad en Córdoba

Las autoridades se plantean dotarlas de un sistema de grabación para hacer el seguimiento a vehículos sospechosos

CÓRDOBAActualizado:

No es el proyecto más visible en el fortalecimiento de la seguridad en caso de atentado pero, probablemente, sea uno de los más prácticos. Las autoridades se están planteando que el sistema de cámaras de tráfico de la ciudad de Córdoba tengan un sistema de grabación con el objetivo de que, en caso de crisis, se disponga de una fuente de información básica sobre el recorrido que realizan los vehículos sospechosos o directamente bajo seguimiento.

Una de las cuestiones menos conocidas del sistema de cámaras de tráfico es que emite pero no graba. La tecnología fue diseñada para un seguimiento prácticamente constante de lo que ocurre en la ciudad de forma que se pudiera regular determinados aspectos. Por ejemplo, desde la sala de control se pueden ajustar los cruces regulados por semáforos para dar una mejor fluidez al paso de los automóviles o para permitir que una comitiva de coches de Policía o ambulancias se encuentre con los menos obstáculos posibles en su camino cuando lleven a cabo una asistencia de urgencia.

Sin embargo, esas cámaras nunca se dotaron -ni administrativa, ni técnicamente- de un procedimiento de grabación que permita el desarrollo de las imágenes. En concreto, son muchos los ciudadanos que intentan que el Consistorio les dé una copia de pequeños accidentes de tráfico o incidencias con sus vehículos pero eso no es posible. Tampoco lo es que los agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado tengan acceso a un material que, en determinados casos, puede servir para localizar a un vehículo fugado o para esclarecer los hechos de un delito que, por la razón que sea, ha tenido lugar en el radio de acción de ese sistema de cámaras.

El asunto ya se ha puesto sobre la mesa por parte de los principales responsables de la seguridad en Córdoba. Según aseguran los principales responsables, se trata de una cuestión relevante que tienen más gestión administrativa y de derechos legales que tecnológica. En estos momento, el Consistorio dispone de un total de 33 cámaras desde las que se controla visualmente 60 de los 200 cruces regulados por semáforos de la ciudad de Córdoba. Es decir, se podría efectuar un seguimiento bastante preciso de un vehículo que cruzase la ciudad y pasase por los lugares más transitados del tráfico. Las veces que el Consistorio ha enseñado el centro de control -que siempre se concibió para el buen funcionamiento de la movilidad y para nada más- ha asegurado que es una herramienta que permite controlar la mayor parte del término municipal mediante las herramientas que se instalaron recientemente.

En lo que se está ahora es desarrollar un procedimiento administrativo y legal con el objetivo de que esas grabaciones sean legales. Con la actual legislación en la mano, se tendría que crear un fichero con una autorización especial y normas muy concretas de funcionamiento relativas a salvaguardar aspectos relevantes de la privacidad de los ciudadanos. Los expertos en la materia sostienen que este tipo de equipos no graban de forma específica sino todo lo que ocurre dentro de su campo de captación.