MUNICIPAL

El Ayuntamiento de Córdoba aprueba por la puerta de atrás volver a las 35 horas semanales

Dará media hora diaria de margen a los empleados municipales pese a las advertencias del secretario

La alcaldesa habla con el delegado de Recursos Humanos, David Luque
La alcaldesa habla con el delegado de Recursos Humanos, David Luque - VALERIO MERINO

El cogobierno y Ganemos creen haber encontrado una forma de burlar la ley y recuperar de facto la jornada laboral de 35 horas para los empleados municipales. El Pleno aprobó ayer, con la abstención de PP, Ciudadanos y el grupo mixto (compuesto por el único edil de Unión Cordobesa), seguir adelante con la propuesta que plantea una «medida de gracia» para favorecer la conciliación laboral y familiar.

En esos términos defendió el delegado de Recursos Humanos, David Luque (PSOE), la medida que permitiría a los trabajadores del Ayuntamiento entrar y salir 15 minutos antes de su puesto de trabajo. «La jornada sigue siendo de 37,5 horas semanales», dijo Luque. En la teoría. En la práctica, esa media hora menos al día de la que podrían beneficiarse los empleados supone un regreso a la jornada de 35 horas, la que existía antes de la crisis y una firme reivindicación de los sindicatos.

La cuestión es ¿tiene el Ayuntamiento competencias para hacerlo? El secretario del Pleno, Valeriano Lavela, expuso sus dudas sobre la moción tanto en forma como en fondo. En primer lugar, cuestionó que una medida de carácter ejecutivo como esta fuera llevada a debate en Pleno, cuando su adopción corresponde únicamente a la Junta de Gobierno Local. Además, pidió su retirada del orden del día para pedir un informe jurídico previo que permitiera tomar decisiones sin riesgo de vulnerar la legalidad.

Lavela pidió retirar el asunto para pedir un informe jurídico que avalara legalmente la medida

Esta visión fue compartida por los grupos de la oposición -que justificaron su abstención en base a ello- y rechazada por el cogobierno y Ganemos. Los portavoces del PSOE -grupo promotor de la propuesta- y de IU defendieron que una propuesta «política», de defensa de los derechos laborales de los empleados públicos, no debía verse coartada por una posible vulneración de la ley. «Si se prohíbe su puesta en marcha, que sea a posteriori», añadió el primer teniente de alcalde, Pedro García.

Finalmente, la moción salió adelante y ahora queda dar traslado a la Junta de Gobierno Local para hacer efectiva la medida y que entre en vigor a partir de enero de 2017. En el texto de la propuesta, diseñada a objeto de favorecer la conciliación, no se hace referencia sin embargo a posibles requisitos que deban cumplir los trabajadores para acogerse a esta «medida de gracia». Se aplicará «con carácter general» y sea cual sea «la distribución de la jornada ordinaria», por lo que tendrán el margen de 15 minutos a la entrada y a la salida tanto las familias con niños o mayores a su cargo como las que no. También hace referencia al compromiso de avanzar en el desarrollo de medidas de conciliación en el perímetro municipal.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios