SANIDAD

Los abortos caen en Córdoba a su nivel más bajo en una década tras años en máximos

En 2014 cayó un 16 por ciento y, según los médicos, es porque hay más información al respecto

Manifestación de partidarios de Provida
Manifestación de partidarios de Provida - Archivo

Menos abortos en términos absolutos y también si se tiene en cuenta la cifra por cada mil mujeres. Las interrupciones voluntarias del embarazo de mujeres residentes en la provincia de Córdoba han experimentado un descenso en 2014, el último año del que se disponen de datos, y caen a niveles de una década atrás, al menos en cifras absolutas.

Según datos de la Consejería de Salud de la Junta, en 2005, abortaron 1.339 mujeres procedentes de la provincia de Córdoba. Lo hicieron en centros públicos de la provincia de Sevilla, donde se derivan todos los casos de la provincia, según confirmaron fuentes de la propia Administración autonómica. A partir de entonces, comenzó el aumento, que se dio en un momento en que empezó a cambiar la legislación. En 2006 ya eran 1.408, mientras que en 2007 subieron hasta 1.658 y en 2008 ya rozaban las 1.700.

En 2009, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero cambió la Ley del Aborto. Si hasta entonces se podía interrumpir el embarazo en tres supuestos y con ciertas condiciones, se cambió a una norma de plazos que no establecía ningún requisito, con las consiguientes protestas de las asociaciones provida y de un sector de la sociedad contrario al aborto.

Ascenso y caída

En aquel momento comenzó un ascenso hacia las cifras más altas de la historia, aunque no durarían mucho. En 2010 fueron 1.716 y en 2011 el máximo histórico: 1.788, cuando coincidían la entrada en vigor reciente de la nueva ley con los años más duros de la crisis económica. Desde entonces las cifras han ido bajando, primero con timidez y más tarde de una forma mucho más acusada. Así, en 2012 fueron 1.756, en 2013 1.545 y en 2014 se cayó a 1.289. Un 16 por ciento menos en sólo un año y un 3,74 por ciento si se tienen en cuenta las cifras de una década que había visto un ascenso y más tarde una caída paulatina.

Para el doctor José Eduardo Arjona, que entre 2006 y septiembre de este año ha sido jefe del Servicio de Ginecología del hospital Reina Sofía de Córdoba, lo que sucede con estos datos es fruto de un trabajo realizado en los últimos años desde la sanidad pública para informar y formar a la población. «La sociedad, y sobre todo las jóvenes, han tenido cada vez más información, y la consecuencia es que hay menos embarazados no deseados, y por lo tanto también menos abortos», apunta el facultativo.

En el reparto por distritos sanitarios, el de Córdoba capital es el que muestra una tasa mayor de interrupciones voluntarias de embarazos por cada mil mujeres hasta un 8,49. La siguiente zona sanitaria es de la del Guadalquivir donde apenas se superan los 6,5 abortos por cada mil féminas. La menor incidencia de los abortos fue en el norte de Córdoba, la zona más rural, aunque sí se pasó de 3,11 a 4,70 interrupciones voluntarias.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios