El Rescatado, con el Señor de las Penas al fondo durante el Vía Crucis Magno
El Rescatado, con el Señor de las Penas al fondo durante el Vía Crucis Magno - ARCHIVO
CUARTO ANIVERSARIO

El Vía Crucis Magno, el «kilómetro cero» de la nueva carrera oficial de Córdoba

El 14 de septiembre se cumplen cuatro años de un acontecimiento histórico que cambio la percepción de la Semana Santa de la ciudad

CÓRDOBAActualizado:

El 14 de septiembre es una fecha grabada a fuego para los cofrades cordobeses. Y es que en este día se cumple el cuarto aniversario de uno de los eventos más importantes que se han celebrado en la ciudad en los últimos años; el Vía Crucis Magno. Un acto que se llevó a cabo en 2013 con motivo del Año de la Fe y que congregó en Córdoba a una gran cantidad de público venido desde distintas partes de la geografía andaluza y española. Pero además, este evento sirvió como «kilómetro cero» de lo que años más tarde se convertiría en la nueva carrera oficial de la ciudad.

Durante las horas previas a la celebración de tan magno evento, en el ambiente ya se respiraba la solemnidad de un día tan importante para las cofradías de la ciudad. Como si de una jornada de Semana Santa se tratase, los templos de las diferentes hermandades participantes abrieron sus puertas para recibir la visita de propios y extraños, que no querían perderse ni un detalle de lo que por la tarde iba a suceder. Por otro lado, en los alrededores de la Mezquita-Catedral, un pasacalles con distintas formaciones musicales de la provincia iba calentando el ambiente.

Júbilo y devoción

La explosión de júbilo y devoción llegaría a tempranas horas de la tarde, cuando las distintas hermandades comenzaron a salir con destino al primer templo de la Diócesis. Abría la comitiva la Reina de los Mártires -el único paso de palio del acontecimiento y que inauguraba el recorrido oficial- que era seguido por imágenes como Jesús Rescatado, el Señor de la Coronación de Espinas, el Señor de la Humildad y Paciencia o la Virgen de las Angustias, entre muchos otros.

El Huerto, el Remedio de la Ánimas y la Coronación de Espinas en la Catedral
El Huerto, el Remedio de la Ánimas y la Coronación de Espinas en la Catedral- ARCHIVO

Precisamente este recorrido oficial, que comenzaba en una Puerta del Puente plagada de sillas y palcos, sería el comienzo de la nueva carrera oficial de la Semana Santa de la ciudad, estrenada en 2017 gracias al empeño y la colaboración de las distintas hermandades, la Agrupación de Cofradías, el Cabildo de la Catedral y el propio Ayuntamiento de la ciudad.

De esta forma, el Vía Crucis Magno, del que ahora se conmemora su cuarto aniversario, fue la primera piedra de un edificio que se comenzaría a construir años más tarde y que ha desembocado en una de las peticiones que las cofradías de la ciudad venían reclamando desde hacía varias años; dotar de sentido a sus estaciones de penitencia trasladando la carrera oficial a la Santa Iglesia Catedral.