Jesús León, junto a Luis Oliver, en la rueda de prensa del pasado miércoles
Jesús León, junto a Luis Oliver, en la rueda de prensa del pasado miércoles - VALERIO MERINO
DETALLES

La venta del Córdoba CF: Jesús León entró en Bitton Sport con un canje de acciones

Intercambió sus participaciones de Aglomerados por aquellas con los Oliver

CÓRDOBAActualizado:

La operación financiera para conseguir la venta del Córdoba CF, en cualquier caso, parece más compleja de lo que realmente es. Bitton Sport, como avanzó ABC Córdoba ayer, es la prestamista para la adquisición del club a CarlosGonzález. Sin embargo, esa empresa, que antes era solo propiedad de Luis Oliver padre (administrador único de la misma), ahora, y a falta de la certificación registral de la nueva situación, también cuenta con León en su accionariado junto a Oliver, según confirmaron ayer desde el entorno de la empresa.

Por tanto, los préstamos de esta sociedad a Aglomerados para comprar las acciones del Córdoba CF parten de una empresa que comparten León y Oliver padre y va parar a otra que se reparten León y Oliver hijo. Es decir, las mismas personas con el matiz de que en una de ellas aparece formalmente el hijo de Oliver. Además, los préstamos fraccionados de esas cantidades, que abarca a los tres millones de euros, también se extiende a los restantes cinco millones y medio que quedarían pendientes de abono para julio de 2018 y julio de 2019.

Por tanto, los préstamos de Bitton Sport a Aglomerados Córdoba para adquirir el 98,7% de las acciones del Córdoba supone una capitalización de Oliver y León (desde Bitton) a su otra empresa (Aglomerados) para comprar el club blanquiverde a Carlos González. Según las fuentes jurídicas consultadas por este diario, es habitual que se utilice la fórmula del préstamo de una sociedad a otra de los mismos socios (aquí ambos son partícipes en ambas, aunque en una de ellas aparece Oliver hijo) porque tiene «mayores ventajas fiscales».

Hay más. Además de los tres millones de euros primeros para la compra del club, ese préstamo, que aporta Bitton Sport como sociedad de Oliver y León, también se extiende a los 5,5 millones de euros que quedaban pendientes para abonar a Carlos González el total de los 8,5 millones de euros que se fijaron como precio por la compra del club, según detallaron ayer fuentes cercanas a la operación. Aparte de esos ingresos millonarios, González también se reservó un 10% sobre una plusvalía de una venta futura de León y Oliver, tal y como adelantó ayer también este periódico.

En definitiva, el dinero de la adquisición sale de una sociedad que pertenece a Oliver padre y León (Bitton Sport). Son ellos los que se prestan el dinero a sí mismos por tener mayores ventajas fiscales. Lo hacen desde Bitton a Aglomerados. La clave para desentrañar esta situación es que León y Oliver han hecho un intercambio de acciones de esas sociedades. El montoreño entró en Bitton, a falta de que la operación aparezca en el registro mercantil, y Oliver hijo accedió a Aglomerados.