Los jugadores del Córdoba, decepcionados
Los jugadores del Córdoba, decepcionados - VALERIO MERINO
CRISIS

El Córdoba CF, colista de Segunda y con distancia

El conjunto blanquiverde no era último desde el arranque del curso 09-10

CÓRDOBAActualizado:

El cierre de la decimocuarta jornada de Liga en Segunda, que también supone la conclusión del primer tercio de la competición, dejó un panorama desolador en lo que respecta al cordobesismo. Su primer equipo es actualmente colista de la clasificación con el añadido de que por primera vez en la temporada está a más de tres puntos (un partido) de la zona de salvación.

Esta situación resulta extraña para el Córdoba, puesto que en los últimos tiempos estaba acostumbrado a luchar por otros objetivos. Al menos, ésa era la intención del consejo de administración, empeñado en poner grandes listones pese a no realizar las apuestas necesarias en el apartado económico para potenciar plantillas tras el descenso de Primera.

Porque ver al Córdoba como colista en la «era González» también se dio en la temporada de Primera División. Entonces, el equipo ocupó ese puesto durante siete jornadas en la primera vuelta y desde la vigésimo tercera fecha de ese campeonato en la que el equipo rozó el ridículo. Con todo, se debe entender que la situación era excepcional porque el Córdoba no pisaba la máxima categoría desde hacía 40 años.

Por lo tanto, hay que remontarse mucho más atrás para ver al Córdoba en la posición de colista. No en vano, ni en la temporada 10-11, previa al desembarco de González, el conjunto blanquiverde estuvo en esa posición pese a que desde el entorno del madrileño se reiterara que «aquí se hacía la ola en la última jornada por evitar el descenso cuando llegamos». Concretamente, ese año sólo estuvo una jornada en esa zona.

Fue en la temporada 09-10 cuando el Córdoba estuvo en la posición de colista por última vez. Sucedió en la primera jornada de competición ante el Betis, que le endosó un claro 3-0. Sin embargo, sólo se puede tomar como testimonial, puesto que en ese curso no pasó apuros.

Tal vez, más chocante fue en la temporada 04-05. Entonces, el Córdoba permaneció como colista de la clasificación desde la novena jornada y hasta la vigésimo tercera. Y después, tres más en la segunda vuelta. Con todo, estuvo muy cerca de obrar un milagro puesto que llegó con opciones de salvarse hasta la penúltima jornada pese a que en el cierre de la primera vuelta el Córdoba presentaba solamente 12 puntos en la clasificación.

Con todo, ésa no es la gran preocupación que ahora se cierne en el cordobesismo, puesto que el hecho de ser colista puede rozar el grado de testimonial. Sin embargo, la lectura que deja la competición es más preocupante en función a cómo se está empezando a delimitar la zona de descenso a Segunda B.

Está a cinco puntos. El Alcorcón sumó dos victorias consecutivas tras perder en El Arcángel y hoy tiene 15 puntos, una cifra que ahora es la frontera con la salvación. Es decir, que el Córdoba, que sólo ha ganado tres partidos en lo que va de curso y ha perdido diez, se halla a casi dos encuentros del nuevo objetivo de la temporada. Y como el Alcorcón está el Nástic de Tarragona, que es la otra referencia para los equipos que están en la zona baja.