Fran González

El sello socialista

El tiempo nos dio la razón entonces y nos da la satisfacción ahora de poder decir que hemos conseguido que Cádiz tenga presupuesto

Fran González
Actualizado:

Los socialistas damos rumbo a Cádiz, cambiamos el ritmo de nuestra ciudad.

Esta semana, nuestro voto a favor de los presupuestos, impulsará mejoras en la vida de los gaditanos, abrirá un nuevo camino al progreso y, por eso, nos sentimos satisfechos. Porque cumplimos con el objetivo que nos mueve: ofrecer soluciones y que nuestro trabajo se traduzca en el avance de Cádiz.

Desde el principio, mostramos nuestra disposición a acordar el presupuesto, a aportar proyectos e ideas a estas cuentas. Esta vez sí han tenido voluntad de entendimiento. Afortunadamente, no nos hemos topado con el teatro de años atrás, que terminó con unas cuentas infladas y anuladas por los tribunales, algo que fácilmente se podría haber evitado si nos hubieran escuchado.

El tiempo nos dio la razón entonces y nos da la satisfacción ahora de poder decir que hemos conseguido que Cádiz tenga presupuesto y que en él se incluyan nuestras propuestas para una ciudad con más recursos para el turismo sostenible y para que los jóvenes pongan en marcha sus iniciativas; con unos servicios sociales más ágiles y eficaces; con barrios, calles y plazas más cuidadas; más participativa en la mejora de los centros educativos; y más igualitaria, logrando que los empleados públicos del Ayuntamiento obtengan el mismo salario por el mismo trabajo.

Son proyectos, ideas, medidas concretas, que tienen el sello socialista. Un sello que está grabado en los principales avances que se han conseguido en la ciudad en la última legislatura. Para empezar, posibilitamos el cambio en el Ayuntamiento, tras 20 años de gobierno de la derecha más rancia, la de la deuda, la que mira por encima del hombro a los ciudadanos, la que trataba a Cádiz como su cortijo.

Una marca socialista que también está en la obtención de los fondos Edusi, que deben transformar e impulsar los barrios de Cádiz; en el aprovechamiento de la playa durante todo el año; o en la municipalización, cumpliéndose la máxima que defendimos de que el rescate de los servicios debía suponer una mejora de su calidad y de las condiciones de sus trabajadores.

Un sello, el del puño y la rosa, que está en el cinturón universitario, en la recuperación de Valcárcel y de El Olivillo, en el carril bici, en la nueva estación de autobuses, en la peatonalización del Paseo Marítimo, en el proyecto de integración del puerto en la ciudad, en el Teatro Romano, en la rehabilitación de viviendas, en las mejoras que ha experimentado Cádiz a través de los planes Impulsa.

Y así, con cada esfuerzo, con cada avance, estamos construyendo el futuro, demostrando que somos la izquierda transformadora, la que convierte los golpes de pecho en soluciones, en proyectos para la ciudad. Porque el amor por Cádiz está en el alma de cada gaditano, y ahora se trata de demostrar quién tiene la capacidad de hacer más por esta ciudad a la que tanto queremos.

De nada nos vale un modelo como el del PP, basado en más acción a costa de más deuda; ni el de Podemos, que se asienta en reducir la deuda disminuyendo al máximo la acción. Los socialistas defendemos un modelo eficiente, de buenas propuestas que se hacen realidad con buena gestión.

Imaginemos cómo sería hoy nuestra ciudad si, además de los proyectos que hemos conseguido sacar adelante, también se hubieran cumplido todas esas propuestas que el Pleno nos ha aprobado pero se han quedado en un cajón, como el plan de empleo; Ibérica Aga como espacio para emprendedores; el plan de vivienda; el desarrollo del Polígono Exterior de Zona Franca; la reordenación de las líneas de autobuses; la mejora de las pistas deportivas de nuestros barrios; el programa de alquiler social efectivo que incluyera a los jóvenes; la reestructuración de los servicios sociales para mejorar la atención a los usuarios; la inclusión de cláusulas sociales reales; las medidas para conseguir un servicio de limpieza respetuoso con el medio ambiente, que conviertan a Cádiz en un referente.

Y tantas otras soluciones, y tantas otras transformaciones, y tantas oportunidades y talento que podríamos aprovechar y que sólo tienen un camino, el de la izquierda que representamos los socialistas. La izquierda que empuja para que avancemos, la que tira del carro, la que ofrece capacidad y solvencia para construir, entre todos, el futuro próspero que Cádiz merece.

Fran GonzálezFran González