Alberto Chicote conversa con un cocinero del ejército en '¿Te lo vas ca comer?'
Alberto Chicote conversa con un cocinero del ejército en '¿Te lo vas ca comer?' - ATRESMEDIA
TELEVISIÓN

Chicote visita Camposoto en busca de los responsables de la fideuá con gusanos

El célebre cocinero analiza la mala calidad de la comida militar en su programa '¿Te lo vas a comer?'

Actualizado:

En el programa de La Sexta '¿Te lo vas a comer?' Alberto Chicote investiga fraudes alimentarios que se producen en España a partir de denuncias ciudadanas o escándalos de dominio público. El cocinero suele visitar colegios, hospitales o residencias para ancianos, pero en el último episodio se atrevió a indagar en la comida del ejército.

Hace unos meses en el cuartel de Camposoto en San Fernando aparecieron varios platos de fideuá llenos de gusanos. Esto provocó un escándalo y algunas quejas públicas de algunos militares por la falta de calidad de muchas de sus comidas. Chicote ha viajado hasta Cádiz para estudiar lo que sucedió.

En Camposoto Chicote ha entrevistado al coronel Manso, un alto cargo del Ejército de Tierra. Este le aseguró que el tema de las larvas «fue un fallo» y que la empresa responsable de la comida, 'Dulcinea Nutrición', podría enfrentarse a una penalización: «La sanción que se establece en el contrato es económica, pero esta decisión no está tomada».

Chicote se marchó a Ciudad Real hasta las oficinas de 'Dulcinea Nutrición', la empresa encargada de la alimentación del cuartel de Camposoto, de otras ocho bases militares y del Palacio de la Moncloa.

Allí le explicaron que tras lo sucedido investigaron la materia prima y que se dieron cuenta de que los gusanos eran «larvas de un insecto que se puede colar en los paquetes de comida».

El director general de la empresa, Sebastián González, le dijo a Chicote que los fideuá con gusanos no habían llegado a los comensales, algo que enfadó al cocinero: «Esto sí llegó al usuario, ¿que no se lo comió? evidentemente. ¿Se lo comerían ustedes?».

Falta de calidad

Uno de los grandes problemas que tiene la comida en los cuarteles hoy día, según denunciaron a Chicote algunos militares, es la externalización de las cocinas, que ha provocado una bajada de calidad en los productos: «Nos llegan productos de tercera, por ejemplo, si nos llega una fabada, la calidad del chorizo y la morcilla es muy baja».

Tras recibir otras denuncias anónimas de algunos militares que afirmaban haber recibido «tortilla con moho, comida con gusanos o fruta podrida», Alberto Chicote destapó el que en su opinión es el gran error en estos momentos de la alimenación en el Ejército: «El equilibrio nutricional está más bien olvidado».