El atleta asidonense Lucas Astorga Sánchez hizo gala de la solidaridad que le caracteriza en Kenia.
El atleta asidonense Lucas Astorga Sánchez hizo gala de la solidaridad que le caracteriza en Kenia. - LA VOZ
POLIDEPORTIVO

Lucas Astorga y la vertiente más solidaria del deporte

El atleta de Medina Sidonia acude a Kenia para conocer 'in situ' el estado del país africano y entregar prendas y material deportivo a los niños

CÁDIZActualizado:

Lucas Astorga Sánchez, atleta natural de Medina Sidonia, no ha dejado pasar su oportunidad para exprimir el lado más solidario del deporte.

Aprovechando su periodo vacacional, el atleta asidonense acudió a Kenia junto a su esposa Inma y unos amigos. Lo hizo después de pasar por Dubai días antes. Conocer 'in situ' este país africano y cómo viven los niños del tercer mundo era su objetivo prioritario. Y lo consiguió.

«Sin duda alguna he disfrutado del momento más importante de mi trayectoria personal y deportiva. Fue cuando hice entrega del material deportivo que he obtenido en las pruebas deportivas que he participado. Desde camisetas y calzonas hasta pantalones, entre otras prendas, para los niños más pequeños del poblado», asegura Lucas Astorga.

Momentos mágicos

A continuación, el atleta asidonense relata: «Para mí fueron unos momentos especialmente mágicos y emocionantes. Nunca pude imaginar las caras de felicidad, la alegría, gozo, júbilo y algarabía de los niños de la tribu y, especialmente, la forma que tienen de expresar su agradecimiento en forma de besos y abrazos. Jamás se me podrá olvidar».

Un reto inolvidable para un deportista que ha formado parte de numerosas competiciones. Y no sólo a nivel provincial, ya que Lucas Astorga también ha estado presente en carreras, medias maratones, maratones y cross nacionales e internacionales. Entre ellos algunos celebrados en Sevilla, Madrid y Praga. Todo ello sin dejar a un lado otras dos de las pasiones deportivas de su vida: el baloncesto y el ciclismo. Siempre, eso sí, buscando el sentido más solidario.

Solidaridad y compromiso en estado puro. Y es que como argumenta el asidonense: «Si cada niño tuviera una oportunidad, esa oportunidad también sería para el lugar en el que se haga mayor, donde aplique su conocimiento y su formación. Tenemos que conseguir un mundo mejor para los niños».