La Liga

La Liga más igualada del siglo

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Tan solo cuatro puntos separan al Barcelona, líder, del Real Madrid, sexto, todo un reflejo de una liga abierta, imprevisible, de hecho la más equilibrada del siglo XXI.

De hecho, no había una diferencia tan corta desde el curso 1998-99, cuando el Mallorca, tras caer en San Mamés en la duodécima jornada, mandaba en la tabla con 22 puntos, tan solo tres más que el Barcelona, que había perdido aquella fecha con el Atlético de Madrid (0-1), marchaba sexto con 19 empatado con el séptimo y el octavo, el Valencia y el Zaragoza.

El conjunto balear había ganado seis partidos, empatado cuatro y perdido dos. El de Ernesto Valverde ha vencido siete, ha igualado tres y ha caído en dos.

En aquella edición liguera el Barcelona se acabó proclamando campeón con 79 puntos, nueve más que el Real Madrid, y el Mallorca terminó tercero con 66 por delante del Valencia (65).

Los 24 puntos que suma actualmente el Barcelona es la cifra más baja de un líder de la Liga española desde los 23 puntos que tenía el Deportivo en la campaña 2001-02. Entonces el cuadro blanquiazul tenía cinco puntos de ventaja sobre el Celta, sexto.

Se proclamó campeón dicha temporada el Valencia con 75 puntos por delante del Deportivo (68), el Real Madrid (66) y el Barcelona (64).

Aunque se trata solo del primer tercio liguero y por lo tanto cuando aún faltan 26 jornadas por disputarse da la impresión de que se abre un nuevo panorama de mayor competitividad y que los clubes que han luchado por el título (y han ganado) en los últimos catorce años, Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid, tendrán más dificultades.

Unos entienden que se debe a que el rendimiento de los tres es muy inferior a temporadas precedentes. Otros, en cambio, apuestan por una mejoría de LaLiga por el progreso de sus rivales.

Numéricamente, el Barcelona tan solo ha ganado el 58,3 por ciento de sus partidos y el Atlético y el Real Madrid el 50 por ciento, tras pasar los tres por malos momentos y dejar al descubierto importantes dudas en cuanto a rendimiento y resultados.

Eso permite que equipos como el Sevilla, que también tuvo un arranque de campaña dubitativo pero que reaccionó cuando sus hombres comenzaron a asimilar los conceptos de su técnico Pablo Machín, y como las revelaciones del Alavés y el Espanyol estén metidos de lleno en los puestos de privilegio.

Ahora, tras el parón, se reanudará una liga en la que hace falta saber si se mantendrá esta tendencia de equilibrio, si las 'alternativas' mantienen el ritmo o si los 'grandes' dejan de tropezar y dan el estirón.