Manu Vallejo, pieza indiscutible en el Cádiz CF B durante la temporada.
Manu Vallejo, pieza indiscutible en el Cádiz CF B durante la temporada.
CÁDIZ CF

Manu Vallejo, el líder de un filial histórico

"Nadie se explica cómo no está militando ya en la primera plantilla del Cádiz CF", señala Theo Vargas
Por  13:29 h.

Mientras Cordero trabaja con intensidad buscando componer un equipo que afronte con garantías la próxima temporada, particularmente me inclino por hablar en esta columna del filial amarillo, que no pudo ascender pese a los méritos contraídos el pasado fin de semana ante la SD Ejea. El factor suerte, tan influyente a veces en este deporte llamado fútbol, no se alió con el Cádiz y lamentablemente el equipo de Mere, por cierto grandísimo técnico que en las últimas horas ha decidido no continuar en la entidad cadista pese a la más que ofrecida renovación del club, se quedó a las puertas de un más que merecido ascenso.

Sin duda alguna no se puede dejar fuera de elogios y beneplácitos a ninguno de los componentes del filial, comenzando por los jugadores, con punto y seguido para técnicos, y todo trabajador que durante la temporada pusieron de su parte cuanto pudieron. Todos merecen el sobresaliente y así se desprende del trabajo realizado en CANAL AMARILLO por el compañero Antonio Valimaña. Sin embargo, hoy me quiero referir a un futbolista que, al menos para mí, ha podido resultar clave en el desenlace final de un club que se verá obligado por las circunstancias a seguir en Tercera.

El futbolista al que me refiero no es otro que MANU VALLEJO. Sabía de él y mucho, pues al margen de haberle observado en algunas ocasiones, he hablado con muchos colegas de profesión y mi propio hijo, que no se pierde un partido del filial cadista, me ha comentado mil y una cosas de un chaval que nadie se explica cómo no está militando ya en la primera plantilla. Ni que decir que ese partido con el que se daba por concluida la fase de ascenso, perdía enteros sin la presencia de Vallejo sobre el terreno de juego.

Y digo esto porque sin lugar a dudas Vallejo, capitán del equipo y con 19 goles en su haber, máximo goleador del filial amarillo, le fue imposible estar con los compañeros ni un solo minuto. Un fuerte golpe, recibido en los últimos segundos del encuentro disputado en Ejea, le imposibilitó estar disponible y lamentablemente su presencia en la cancha se hizo notar. Como comenta Valimaña en su columna, Manu Vallejo lleva años en las instalaciones del Rosal soñando hace mucho con lucir la camiseta del primer equipo cadista, con el que por cierto fue convocado en algún que otro partido. Como también acierta en hablar de la versatilidad de un futbolista que puede desempeñar una gran labor jugando por banda o en la mediapunta. Espero y deseo que Cervera y Cordero, lleven a Manu Vallejo al primer equipo, antes de que se lo quiten al Cádiz CF, porque ya tiene seguidores tras él.

Pero no puedo terminar la columna sin recordar a los Toro, Saturday, Manu Sánchez, Seth, Javi Navarro y resto de compañeros. Todos sin excepción estuvieron magistrales y merecen todos los elogios habidos y por haber. Y sin duda mi gran apoyo y cariño a David Gil, posiblemente uno de los mejores guardametas de la Tercera División española, que lo está pasando mal por ese fallo que supuso el segundo y definitivo tanto del conjunto maño en El Rosal. La temporada de David Gil fue excepcional y merece el aplauso y reconocimiento de todos los que sentimos los colores azul y amarillo. Él ha sido sin lugar a dudas uno de los grandes en este Cádiz CF B que a punto estuvo de hacer historia. Nuestras felicitaciones a todos, que os la habéis merecido. Y al bueno de Mere, que seguro volverá algún día, que le vayan bien las cosas, que cualidades tiene y muchas.