Machís es, hoy por hoy, una pieza clave en el resurgir de este Cádiz CF.
Machís es, hoy por hoy, una pieza clave en el resurgir de este Cádiz CF.
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 3-3 Real Zaragoza

Los amarillos continúan con el rumbo perdido en un partido en el que el nivel defensivo volvió a ser desastroso
Por  11:42 h.

El Cádiz CF sigue en bucle

Otra semana más en Carranza, otro partido más jugando como local y otro empate más con el que sumar solo tres puntos de nueve posibles jugando en casa. Un pobre bagaje para un equipo que tenía una oportunidad ni que pintada para haberse asomado no al ‘play off’, sino a los puestos de ascenso directo.

Pero más vale analizar el porqué del bajón del equipo más que en centrarse en lo perdido, sobre todo porque esos puntos ya no vuelven. Y el análisis es claro; el Cádiz sigue en un bucle en el que ha perdido su forma de comportarse en el campo y su férrea manera de defender a todos los niveles. El Zaragoza sacó todas las costuras a un equipo descompuesto en la primera parte. Pudo marcar el Cádiz pero no es normal que el rival tres mano a mano con Alberto Cifuentes.

Las individualidades y el amor propio salvaron un punto que sabe a gloria pero que sigue dejando una enorme sensación de incertidumbre sobre lo que queda de temporada.

1. Los cambios no mejoran el juego

Nuevos laterales, Alex en el centro del campo y los regresos de Vallejo y Machís. Salvo los dos jugadores ofensivos, el partido de Carmona, Matos y Alex no fue el esperado. En el caso del centrocampista su partido vino a confirmar el porqué de su suplencia en las últimas semanas. Solo el penalti maquilló el partido del madrileño. Respecto a los laterales, Carmona no aprovechó la oportunidad de la ausencia imprevista de Correa, y la titularidad de Matos sigue dejando claro que Cervera tiene al mejor lateral castigado en la grada desde hace semanas.

Cervera optó por alinear a Jairo en la media punta y dejar así a Machís en su posición favorita, la izquierda, pera desarrollar su mejor juego pero sabiendo que el venezolano lo pasa mal a la hora de defender. Al final, la casa sin barrer. Jairo tampoco está cómodo jugando en la media punta y Vallejo se aleja del área si lo hace en la derecha.

2. Preocupante primera mitad

La primera parte dejó a un Cádiz CF muy frágil cada vez que el Zaragoza tenía la pelota. Los futbolistas maños triangulaban con una facilidad pasmosa y se colaban en la frontal del área de una manera sorprendente. Eso hizo que el rival tuviera tres mano a mano contra Cifuentes, tres, casi nada. Cierto es que el Cádiz CF tuvo alguna oportunidad de marcar pero la sensación era que debía llegar cuanto antes el descanso. Un oasis llamado Machís salvó los muebles en una primera parte al nivel de los peores partidos del Cádiz CF en toda la era Álvaro Cervera.

3. Aketxe, Salvi y el amor propio

El tanto de Nieto, en el enésimo fuera de juego mal tirado por parte de la defensa en el partido, dejaba un mal panorama para el Cádiz CF en la segunda mitad. Cervera movía el banquillo y acertaba arriesgando todo lo que podía. Salvi y Jairo, mejores laterales que sus compañeros y Aketxe, primer balón y para dentro en su primer gol de falta de la temporada. El vasco y el sanluqueño revolucionaban un partido que se igualaba de nuevo gracias a otra individualidad, la de un Manu Vallejo que sacaba petróleo con un penalti.

Un punto que visto lo visto sabe a gloria pero sigue dejando a un Cádiz CF noquedo por su propia inoperancia a la hora de hacer lo que mejor sabe, defender.