Alejo llegó cedido del Getafe.
Alejo llegó cedido del Getafe.
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 2-1 UD Almería

Los amarillos muestran señas de volver a su mejor versión en un partido que acaba con un excesivo sufrimiento
Por  12:41 h.

Atisbos de ‘cerverismo’

El Cádiz CF comenzó a volver por sus fueros haciendo un partido más que aceptable ante un rival tan poderoso como el richacón Almería. Un encuentro vital que los amarillos sacaron adelante volviendo al origen, o al menos intentando ser el equipo que tanta fiabilidad ha demostrado en la primera vuelta del campeonato.

Porque la victoria no debe ocultar que el Cádiz CF no está aún con el alta hospitalaria. El equipo mejoró, fue más fiel a sí mismo, pero aún queda para volver a encontrar ese equipo que mataba con el marcador a favor, que no sufría en su portería y que no encajaba en el primer tiro a puerta del rival. Con todo, fueron más las cosas positivas que negativas de un partido que debe suponer un salto en la moral cadista.

1. Cervera vuelve a su manual

No había dudas que el experimento de los dos delanteros se iba a acabar en el choque ante el Almería. Más dudas habías sobre quien iba a estar en la punta de ataque e incluso en el doble pivote. Cervera apostó por su manual y le dio la titularidad a un ‘Choco’ Lozano que trabaja una barbaridad pero que parece peleado con el gol.

Bodiger y Edu Ramos era la pareja de un centro del campo que no tenía a Salvi en la banda derecha. Y lo cierto es que Alejo no estuvo mal ni mucho menos. Muy trabajador, ayudando en defensa y teniendo incidencia ofensiva. El manual de Cervera se venía abajo, otra vez, con un gol en contra en una jugada que demuestra los males de este equipo. Desajuste y pasividad ante la tranquilidad de Corpas para batir a Cifuentes.

2. Empate rápido y vuelta a empezar

Con todo, lo mejor para el Cádiz CF iba a ser un empate que iba a llegar muy pronto para los amarillos. Perea sacó su chistera con una de esas jugadas en las que su calidad sobra para desbordar al rival. Centro y gol para volver a empezar y mirar de nuevo cara a cara al Almería.

El Cádiz CF se crecía y empezaba a tutear a un rival hecho a base de dólares y euros que solo puede mirar al ascenso. Los amarillos llegaban al descanso pisando el área rival y demostrando que nadie puede dar por muerto a un equipo que quiere, y eso en la vida es el primer paso de la recuperación.

3. Salvi decide y el sufrimiento sentencia

La aparición de Salvi en la segunda parte, fresco y rápido, hacía que en una buena jugada con Lozano llegara el tanto de un Álex Fernández que sigue echándose el equipo a sus espaldas. El 2-1 peligraba con el lanzamiento al larguero de Jonathan, pero desde ahí las ocasiones de peligro acabaron prácticamente en las dos áreas. Aquí es donde Álvaro Cervera hace más hincapié. Su equipo sufre en exceso y no es capaz de generar contras de verdadero peligro en la otra portería.

“El equipo no debe limitarse solo a defender”, decía Cervera tras el encuentro recordando que su equipo debe seguir mejorando si quiere ascender de categoría. Ante el Almería se dieron pasos para volver a andar el camino pero esto es largo y complicado. Hay que seguir dando pasos para llegar a la meta.