Edu Ramos saca un balón desde atrás.
Edu Ramos saca un balón desde atrás.
Cádiz CF

La pizarra del Zaragoza-Cádiz CF: De la referencia a la movilidad

El cambio en la delantera de Manu Vallejo por Carrillo cambió el decorado del partido
Por  13:52 h.

El Cádiz CF volvió a ganar un partido esta temporada y ya suma tres. Dos de ellos, por suerte o por desgracia, en la Copa del Rey. Los de Álvaro Cervera, más bien los suplentes, lograron un nuevo triunfo a domicilio jugando con hombres que apenas son inéditos en la Liga. Casos como Carmona, Brian Oliván o Karim. Todos ellos sumaron su aportación al triunfo de un equipo que este domingo se juega las castañas ligueras ante el Sporting de Gijón.

Pero el partido de este miércoles en Zaragoza ha vuelto a dejar impresiones positivas y desde el sector más agorero con los planes del entrenador cadista ya se piensa que esta vez sí, el técnico cadista dará su brazo a torcer y confiará en buena parte de los hombres que ganaron en Zaragoza para medirse ante el conjunto asturiano.

1.Un ataque ilusionante pero… decepcionante

El Cádiz CF salió formado por un once en el que regresaba por la Copa el meta David Gil. Los centrales, obligados por las lesiones, volvieron a ser Edu Ramos y Kecojevic mientras que los laterales eran renovados y aparecían Carmona y Brian, que estuvieron a un magnífico nivel. Karim jugaba de inicio en el once con Garrido en la medular y el ataque ilusionaba con los tres mediapuntas (Perea, Akexte y Manu Vallejo). Arriba, Carrillo.

Lo cierto es que al Cádiz CF le costó amoldarse al partido y ese ataque plagado de ‘jugones’ no dio muchos problemas a la defensa local. De hecho, la primera media hora el Zaragoza ganaba a los puntos mientras los amarillos confiaban únicamente en las segundas jugadas que podía sacar Carrillo. Como una ocasión de Akexte tras recibir del delantero murciano

2. La lesión de Carrill cambia el decorado

Es una pena que siempre se lesione cualquier jugador, pero en este caso el cambio táctico que motivó la salida de Carrillo por Jairo Izquierdo le dio una vuelta al partido y también al marcador. Con tino, Cervera le daba la banda izquierda al ex del Extremadura, que va a más, y dejaba la mediapunta a Perea y la derecha con libertad a Aketxe. Y arriba, Manu Vallejo, que pese a todas las que falló le dio una vida al ataque amarillo que no fue ni medio normal si se compara con lo que se lleva andando en la triste Liga que este domingo vuelve a Carranza.

Nada más colocarse, el chiclanero dibujó un desmarque bien visto por Karim que el árbitro anuló por fuera de juego inexistente. Era un aviso porque el canterano gozó de hasta tres claras ocasiones de gol, algunas gracias a sus compañeros, otras logradas por él. El gol fue un carrerón que se pegó para llegar a un excelente pase en profundidad de Carmona. Después falló otra a bocajarro, pero los movimientos que hizo fueron de ‘9’ total y parcial.

3. Más contención con el triple pivote

A falta de diez minutos y después de desperdiciar varias ocasiones para sentenciar el encuentro Cervera vio el momento para guardar la ropa y sacó a Álex Fernández para colocarlo en la mediapunta por Perea con Garrido y Karim como escuderos. El cambio le salió bien al equipo que apenas puso en riesgo el resultados más allá de los balones que colgaron los maños a sus respectivas torres. En uno de ellos apareció la mano prodigiosa de David Gil para evitar el gol.

El último cambio de Cervera fue el de sacar al campo a Agra por Aketxe. El portugués tuvo la enésima para senteciar pero su volea se fue al limbo.