Nano Mesa controla rodeado de compañeros. CCF
Nano Mesa controla rodeado de compañeros. CCF

Cádiz CF

Vuelve el fútbol al Rosal y vuelven las lógicas aglomeraciones

El balón hace acto de presencia en unos entrenamientos que se van acercando a la normalidad

Por  18:34 h.

Con esto de las fases, salvando madrileños, leoneses y algunos catalanes que lo tienen desgraciadamente muy clarito, el personal está hecho un lío. Uno ya no sabe qué puede hacer o no estando en fase 1, pero el tema es que todo aquel que ha entrado en dicha etapa, después de salir del suplicio de la cero, se encuentra algo más liberado. Con sus márgenes horarios y demás, pero tras dos meses encerrado puede decirse que todo ciudadano que ha accedido a esta primera fase se encuentra algo más animado.

Qué decir en el fútbol, que por animarse se ha animado hasta el propio Fali, que ha pasado de parapetarse en su casa a entrenar junto a sus compañeros en un primer entrenamiento en el que Álvaro Cervera ha podido entrenar con diez jugadores al entrar este lunes de lleno en la fase, esa por la que ya se pueden ejercitar juntos hasta diez jugadores siempre y cuando se mantengan las distancias.

Pero claro, a pesar de las obligaciones o recomendaciones -que esa es otra-, lo lógico es que sucedan hechos que no comulgan con lo que establecen los protocolos que las autoridades han entregado a los equipos de fútbol. Y es que pedirle a futbolistas profesionales que van a entrenar para regresar a la competición que no se pueden juntar a menos de dos metros es tarea prácticamente inviable.

Lo cierto es que el Cádiz CF, como el resto de los equipos, se están adecuando en su mayor parte de los entrenamientos a las advertencias pero a medida que los entrenamientos avanzan y entra en escena el balón, lo más normal es que todos los parametros de seguridad salten por los aires.