Fran Fernández y Álvaro Cervera, antes del partido.
Fran Fernández y Álvaro Cervera, antes del partido.

Cádiz CF

… Y el técnico del Alcorcón ya tuvo a su VAR

Fran Fernández se había quejado del videoarbitraje en su estadio antes del encuentro ante el Cádiz CF

Por  12:21 h.

Andaba la semana pasada el entrenador del Alcorcón, Fran Fernández, preocupado por la instalación del videoarbitraje en su estadio de Santo Domingo, donde antes de recibir el pasado martes al Cádiz CF ya había perdido ante el Elche y el Zaragoza en los dos encuentros primeros que tuvo que jugar como anfitrión.

Pues bien, al margen de la autocrítica por los errores concedidos ante ilicitanos y maños, el técnico almeriense también contó, para argumentar sendas derrotas caseras, con la excusa de que el VAr le había perjudicado en ambos encuentros.

“También espero que arreglen las pantallas del VAR en casa, que de momento parece que no funcionan. Son situaciones en las que nos sentimos perjudicados, trabajamos duro para sacar adelante los partidos y solamente queremos que nos traten igual que a los demás equipos del fútbol profesional”, confesó tras los duelos ante el Elche y el Zaragoza en el que, según él, el Alcorcón fue manifiestamente perjudicado por las decisiones arbitrales apoyadas en la tecnología que ha venido para quedarse.

Pues bien, tras lo sucedido ante el Cádiz CF, en el que el VAR colaboró notablemente en la expulsión directa de Bodiger, el entrenador alfarero no pudo quejarse. Como tampoco pudo quejarse con la no señalización del claro penalti a Sergio Sánchez cuando ya el VAR se ‘fue de vacaciones’.

Como no puede ser de otro modo, Fran Fernández se fue por las ramas cuando fue preguntado por las decisiones arbitrales en su rueda de prensa posterior al encuentro. “El VAR ha dado lugar a otra forma de fútbol. El equipo ha competido muy bien y nos hemos adelantado en el marcador. Sus expulsiones nos han facilitado las cosas y, además, el equipo ha sabido llevar el partido e incluso hemos podido aumentar nuestra ventaja”, dijo el técnico que esta vez sí se fue a casa satisfecho con el videoarbitraje.