Manu Vallejo antes del partido.
Manu Vallejo antes del partido.

Cádiz CF

De suplente clave al ‘privilegio de descansar’

El chiclanero Manu Vallejo, tras ser el artífice de la clasificación copera a los dieciseisavos de final, viaja a Barcelona para ser reservado para la Liga

Por  8:17 h.

Si el Cádiz CF ayer estuvo jugando en Barcelona en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey fue gracias a los goles de su canterano Manu Vallejo, que fue clave en las dos primeras victorias cosechadas en la competición del ‘ko’. El chiclanero ha ganado tantos galones en el equipo amarillo que ya hasta se permite ‘descansar’ en la Copa al ser una competición pura para los suplentes. Precisamente, Manu Vallejo comenzó la temporada, como es obvio, a las sombras de otros compañeros. Ese fue el caso por el que el jugador recién ascendido al primer equipo, y en plenas conversaciones con el director deportivo para una méjora de contrato y una renovación, fuese determinante en los dos primeros encuentros que el Cádiz CF celebró en una Copa del Rey que ha vuelto a hacer soñar a los cadistas.

El gol de Manu Vallejo en la primera eliminatoria ante el Tenerife sirvió para que los de Cervera pasasen en el Heliodoro Rodríguez López. El gol del canterano, su primero con elástica del primer equipo, comenzó a dar confianza a un jugador al que todavía Cervera no lo alineaba de delantero.

No fue una anécdota el tanto del chiclanero, que se acostumbró a marcar en la Copa del Rey.Que se lo pregunten sino al Zaragoza, su nueva víctima en La Romadera, donde el Cádiz CF certificaba su pase a los dieciseisvos de final para medirse a un Primera.

Sin embargo, y cuando más bonita se ponía la cosa en la competición del ‘ko’, los galones que ha cogido el canterano le han servido, para bien o para mal, para ser reservado por su entrenador, que no lo aprovechó en ninguno de los dos encuentros celebrados ante el Espanyol.

Pero lo cierto es que el concurso de Manu Vallejo una vez que el Espanyol se adelantaba en el marcador se puso muy fácil ya que el Cádiz CF necesitaba el gol. Sin embargo, la lesión inoportuna de Barco a lo seis minutos había dejado hipotecado un cambio a unCervera que no pudo darle la oportunidad al canterano, que se tuvo que conformar con un paseo por la alfombra del estadio periquito. Lo más cerca que ha estado Manu Vallejo para jugar en un campo de Primera. No hay prisas, le queda mucho tiempo por delante. Y le sobran ganas.