Dani Romera marcó el gol del empate en el minuto 92 en Albacete.
Dani Romera marcó el gol del empate en el minuto 92 en Albacete.

CÁDIZ CF

Soto Grado y el Cádiz CF se ven las caras por tercera vez esta temporada

El toledano estuvo presente en los empates del equipo de Álvaro Cervera en Albacete (1-1) y ante el Sporting (0-0)

Por  17:15 h.

Nunca antes habían coincidido en un encuentro oficial sobre el rectángulo de juego hasta que llegó esta temporada. Los caminos de César Soto Grado y el Cádiz CF se cruzaron y este sábado se verán las caras por tercera vez en un mismo campeonato.

Debutante en LaLiga 123 a sus 38 años de edad, este árbitro de Toledo, aunque perteneciente al colegio riojano, será el encargado de impartir justicia en el Estadio Martínez Valero durante el Elche-Cádiz CF de la 29ª jornada liguera en la categoría de plata.

Soto Grado era el único árbitro que no había sido el juez de la contienda en ningún encuentro oficial del Cádiz CF al inicio de la presente temporada. En su carta de presentación lo más destacado era que había arbitrado siete temporadas consecutivas en Segunda B hasta que dio el salto a LaLiga 123 el pasado verano. Y es que su estreno fue en la visita del Cádiz CF al Carlos Belmonte de Albacete, cita en la que Zozulya adelantó a los manchegos y Dani Romera empató sobre la bocina para delirio cadista.

Posteriormente llegó el Cádiz CF-Sporting, un encuentro en el que andaluces y asturianos firmaron las tablas sin goles en la Tacita de Plata en la décima jornada de la competición liguera.

Habitual en las citas de los franjiverdes

Soto Grado ha arbitrado tres veces al Elche esta temporada. La única victoria llegó con los franjiverdes como locales ante el Lugo (2-1). Fue su primer encuentro. Luego llegaron dos derrotas a domicilio en Alcorcón (1-0) y Granada (2-1).

En total y hasta la fecha han sido 15 sus intervenciones durante este ejercicio, 14 de ellas en LaLiga 123 y una en la Copa del Rey. El balance por ahora es de 6 victorias locales, 5 empates y 4 triunfos visitantes.

Este colegiado confirmó su ascenso a Segunda a finales del pasado mes de junio tras dirigir un complicado Cartagena-Extremadura, choque de vuelta de la final de la Promoción de Ascenso a Segunda División que acabó venciendo el cuadro extremeño y que concluyó con minutos de suma dureza por parte de los cartageneros. De hecho, cabe recordar en este sentido una dura entrada del excadista Rubén Cruz a otro excadista como Kike Márquez. Aquella tarde Soto Grado se mostró firme, con personalidad y con buen tino en las decisiones dentro de un ambiente cargado y lleno de incidencias que capear con pulso templado.