Quique Pina ha acudido a Carranza muchos partidos este año.
Quique Pina ha acudido a Carranza muchos partidos este año.

Cádiz CF

Pina se mueve en la sombra

Los últimos movimientos dados por el presidente del Cádz CF han generado mucha indignación en el entorno del murciano

Por  18:23 h.

La sensación es que Manuel Vizcaíno se está vengando a base de bien. Ahora le toca pegar a él y lo está haciendo con hechos y decisiones que, quien sabe, se les pueden volver en su contra más tarde o temprano. No hace mucho tiempo, cuando Pina aún no había recibido la visita de la policía ni por supuesto había pasado por prisión, era él el que fustigaba día tras otro al presidente del Cádiz CF. Entonces, Vizcaíno evitaba el choque y no respondía a la cantidad de críticas que recibía de su socio. El sevillano declaraba a los medios de manera incesante que era partidario de lavar los trapos sucios dentro de casa. Por contra, y haciendo oídos sordos, Pina seguía emprendiéndola con él por el motivo de la firma compartida.

El caso es que Pina, que está siendo investigado dentro del marco de la Operación Libero acusado de blanqueo de capitales e insolvencia punible, está viendo como Vizcaíno está arrasando con toda la estructura que el murciano diseñó para su proyecto en el Cádiz CF. Así, tuvo que enterarse en prisión que fue desposeído de las facultades deportivas del cargo de consejero delegado de la entidad y, ya fuera de la cárcel, ha tenido que leer que el Cádiz CF rompía toda vinculación con Calambur Intermediaciones SL, empresa de la que su hermana Elena es la admnistradora única.

Pues bien, el presidente del Cádiz CF no cesa en su empeño de apartar a Pina, y todo lo que esté relacionado con él, de los órganos rectores del club. Lo último ha sido la destitución del abogado sevillano especialista en Derecho Deportivo Enrique Labrador, letrado que llegara de la mano de Pina hace año y medio al Cádiz CF.

Desde el club no se ha informado de esta salida y tampoco se ha dado razón alguna. Lo que parece claro es que el argumento de Vizcaíno no es otro que deshacerse de todas las personas relacionadas con Pina por lo que después de Labrador, seguramente, le tocará el turno al gerente David Navarro o al empleado Paco López.

Y mientras todo esto ocurre en el Cádiz CF, en Molina de Segura, donde reside Quique Pina, la indignación es máxima aunque el murciano prefiere seguir estando en la sombra y alejado de los focos. No obstante, desde su círculo más cercano se asegura que se está trabajando para defenderse cuando corresponda en los tribunales.

Para empezar, se recuerda -desde la versión que maneja el círculo del murciano- que a Vizcaíno le llegarán dos millonarias demandas por no cumplir lo pactado en el acuerdo entre socios. Lo que le pedirá en un futuro sobrepasaría los diez millones de euros ya que según entienden el hecho de desposeer como consejero delegado sin previo acuerdo es un claro atentado contra lo firmado ya que ninguno de los dos socios puede hacerlo sin un consentimiento mutuo. Igualmente, en el acuerdo entre socios se firmó otra penalización millonaria por la que ninguno puede meterse a gestionar el área del otro y es aquí donde Vizcaíno habría cometido otra ilegalidad, siempre según la versión de Pina- al renovar al portero Cifuentes en lo que es una decisión deportiva por completo, área como se sabe donde gobierna el murciano. En su defensa, Vizcaíno podrá alegar que una vez que Pina entró en prisión lo que se hizo fue revocar su cargo de consejero delegado para que todas sus tareas recayesen en el propio consejo y así poder seguir el club adelante.

A vueltas con Doyen

Desde el círculo de Pina se cree que el verdadero motivo del despido, además de la limpia que quiere hacer con el entorno del murciano, es que Labrador no habría hecho caso a Vizcaíno y habría recogido el requerimiento notarial que insta a Locos por el Balón a devolver el préstamo personal de un millón de euros que Pina pidió para evitar que el fondo de inversión Doyen demandase a Locos por el Balón, que a su vez había hecho ese ingreso al club. Además, Labrador habría recogido un segundo requerimiento. Ante esto, Vizcaíno decide destituirlo para poner a un sustituto de su cuerda.

Asimismo, desde el entorno del presidente se niega que al club haya llegado ninguna denuncia.