Manuel Vizcaíno y Quique Pina, socios de Locos por el Balón.
Manuel Vizcaíno y Quique Pina, socios de Locos por el Balón.

Cádiz CF

Pina acusa a Vizcaíno de ‘distraer’ 380.000 euros de Locos por el Balón

El murciano se vale de las cuentas auditadas de la sociedad para poner en entredicho la gestión del sevillano

Por  12:05 h.

La querella criminal que Quique Pina ha interpuesto a Manuel Vizcaíno y que el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla ha admitido a trámite es una catarata de irregularidades que el murciano observa en la gestión del sevillano y por la que solicita al juez que su socio deposite un millón de euros como fianza, además de la puesta en escena de un administrador judicial que proteja sus intereses en Locos por el Balón.

Las acusaciones ven indicios de delito en la que podría ser una administración desleal y con la que Vizcaíno podría estar lucrándose de una posición que se le creó para gestionar sin ánimo de lucro una sociedad que solamente se creó para poseer el paquete mayoritario de acciones del Cádiz CF.

Dentro de los más de 40 folios que recoge la querella, ampliada en otros 21 folios, aparecen bastantes observaciones que Pina ha tenido a bien presentar ante un Juzgado que ya ha abierto diligencias para ver si Vizcaíno está o no incurriendo en delito.

De entrada, se recuerda que el demandante Quique Pina representa a la entidad Calambur Intermediaciones, que a su vez es titular de 1.500 participaciones sociales de Locos por el Balón, las cuales representa al 50% del capital social de dicha entidad. A su vez, Vizcaíno manifiesta ante notario que es “el titular real de Locos por el Balón”, de tal modo que proclama él mismo el verdadero propietario del resto de las participaciones sociales que no son propiedad de Calambur afirmándose por tanto que es el titular por medio de cuatro testaferros (su esposa e hijos) de las participaciones sociales de Locos por el Balón.

A continuación, la querella se refiere al préstamo de Doyen para satisfacer la deuda del Cádiz CF de un millón veinticinco mil euros a Locos por el Balón, representada por Manuel Vizcaíno. Y es aquí donde Pina reprocha que “no aplicó el dinero recibido al destino pactado (satisfacer las deudas del Cádiz CF) sino que incluso empleó parte de dicho dinero en su propio beneficio, o lo afectó al pago de deudas ficticias”. Y añade a lo largo de la querella que sobre el destino del 1.025.000 que Locos ingresó de Doyen en 2015 “hay 403.080 euros que no van al Cádiz CF si no a alguien diferente”. Y en la misma línea, se asevera que “ha sido imposible conseguir que el querellado explique o justifique adecuadamente el destino de las cantidades desaparecidas o que han sido objeto de las extrañas manipulaciones contables relatadas”.

De lo anterior, se lee en la querella que Vizcaíno “se ha apropiado, utilizado o dispuesto en su provecho dinero de Locos por el Balón: ha falseado las Cuentas Anuales de dicha sociedad y ha impedido a mi demandante el ejercicio del derecho de información que como socio ostenta a fin de ocultar o dificultar el descubrimiento de tales disposiciones o apropiaciones ilegítimas de fondos de la sociedad”

La querella denuncia que las disposiciones de dinero de Locos por el Balón efectuadas por Vizcaíno (administrador único de la sociedad) en su propio beneficio durante el ejercicio 2016 se elevan a 8.311 euros, al tiempo que ha reconocido en las cuentas anuales de la entidad la cantidad de 381.188 euros como crédito a su favor pendiente de pago, lo que en consideración del auditor de la sociedad, “dicha retribución es irregular porque dicha retribución no es gasto en el que haya incurrido Locos por el Balón. O lo que es lo mismo, a criterio del auditor, no estamos ante unos honorarios a Vizcaíno sino sencillamente ante una retirada por éste del dinero de la caja de la sociedad, que carece de actividad económica alguna, por lo que en modo alguno esos 390.000 euros puede constituir gasto legítimo de la sociedad puesto que no se correlaciona con ingreso alguno percibido por dicha entidad”.

Y sigue el perito argumentando la denuncia. “”En las cuentas anuales examinadas se aprecian indicios suficientes para afirmar que los 390.000 euros que Vizcaíno anota a su favor fraudulentamente en las cuentas de Locos por el Balón han sido incluso efectivamente retirados de la sociedad por el propio Vizcaíno u otras personas que desconocemos, extremo éste que resultará sin duda de la investigación judicial que necesariamente habrá que proyectarse sobre los hechos y documentos que se describen”.