El Pacha Espino golpea un balón en un entreno. CCF
El Pacha Espino golpea un balón en un entreno. CCF

Cádiz CF

El Pacha Espino confía en el fondo de armario

El lateral charrúa cree que los menos habituales serán determinantes en esta recta final liguera tan extraña ya apretada

Por  13:04 h.

La semana ha arrancado diferente en las instalaciones deportivas del Rosal y eso se palpaba en la alegría que mostraban los futbolistas. Y en cierta parte es más que lógico debido a que por fin ha llegado la nueva normalidad, que nunca será como la de antes pero que una vez que se ha vivido la locura surrealista que se ha vivido y que se va a seguir viviendo a menor medida, resulta toda una bendición el solo hecho de reunirse con amigos en una terraza. Aunque solo sean quince. Y en el caso de los futbolistas, pues el mero hecho de volver a agruparse todos los integrantes de la plantilla es más que para festejar.

Y en esas están los jugadores del Cádiz CF, que además ya saben que en solo dos semanas el balón echará a rodar para ello en el encuentro que le medirá en el Ramón de Carranza al Rayo Vallecano. Para poner voz a esta satisfacción, el Pacha Espino era el encargado de atender a los medios oficiales después del entrenamiento de esta mañana de lunes. “Estamos muy contentos de recobrar la normalidad y con muchas ganas de empezar tras conocer la fecha y hora de arranque”, reconocía el uruguayo a los medios oficiales, que no son otros que los de LaLiga y los del Cádiz CF.

La satisfacción en las filas del Cádiz CF ha sido doble este lunes. Y es que a la novedad fantástica de recuperar la normalidad con el trabajo de todo el colectivo de forma conjunta también se une la ausencia del viento de levante que imperó durante toda la semana anterior.

Las buenas noticias no han parado puesto que el hecho de conocerse el calendario ya hace que los futbolistas vean el horizonte mucho más cercano y por tanto las ganas se acumulen en la ilusión por volver a pesar de que se haga a puerta cerrada.

El Pacha Espino aprecia que con la llegada de tantos partidos seguidos, los suplentes puedan ser también importante en esta recta final liguera. Porque el calendario ya se visualiza y eso hace que el fondo de armario tome protagonismo: “Vamos a necesitar de todos siendo tantos partidos seguidos, eso va a ser lo mejor de tener una plantilla amplia”. Por eso augura el defensa charrúa que “hay que estar preparados física y emocionalmente porque vamos a afrontar algo atípico”.

De la misma manera, entiende el uruguayo que en estos entrenamientos hay que volver a ganarse la titularidad: “Después de dos meses en casa hemos empezado todos de cero. Va a haber mucha más competencia y eso hará que los partidos sean mejores”, sostiene.

Además, para el plantel empieza una nueva liga de once partidos en los que el consejo más repetido de unos hacia otros es jugarlos sin mirar la clasificación actual: “No pensamos en eso porque son muchos partidos en poco tiempo y se puede perder en un fin de semana. Hay ventaja, pero tenemos que ir partido a partido, a ganarlos todos”.

El Pacha Espino no es el único del vestuario que piensa así. Iván Alejo, Edu Ramos o Álex Fernández ya bautizaron con el término de ‘miniliguilla’ a los once partidos que restan por jugarse y que son los que separan al Cádiz CF del ascenso a Primera División. Sin duda, olvidarse de la renta será lo mejor para disputar sin relajación ninguna lo que queda de campeonato y poder conservar ese colchón de puntos con el que el Cádiz CF llega de manera privilegiada a este sprint final.