Pina, Cobo, Vizcaíno y Martín Marichal, en una junta de accionistas.
Pina, Cobo, Vizcaíno y Martín Marichal, en una junta de accionistas.

Cádiz CF

Un movimiento estratégico de camino incierto

La aparición de un grupo inversor americano se ve como un truco sin futuro desde el entorno de Pina

Por  17:42 h.

El movimiento accionarial en el Cádiz CF, por muy mínimo que haya sido, ha generado mucha expectación a lo largo de este lunes que abre el mes de marzo. La noticia de que capital estadounidense ha entrado en la entidad cadista de la mano de Manuel Vizcaíno ha despertado el interés de una afición que ahora mismo no tiene otra que centrarse en la posibilidad de ascenso a Primera que su equipo está trabajándose.

Pero lo cierto es que la noticia comunicada por el Cádiz CF ha abierto un mar de hipótesis que por el momento están muy lejos de producirse. Lo primero de todo es que se desconoce el número de acciones compradas por un comprador del que también se desconoce el nombre. De hecho, se calcula que no pasa del 5% de las acciones que el grupo americano debería haber comprado a accionistas minoritarios, que representan el 10% de las acciones del club.

Hay que recordar que las acciones de Locos por el Balón, que son el 60%, siguen embargadas debido a la denuncia interpuesta por Calambur Intermediaciones, empresa representada por Quique Pina, que le reclama a Vizcaíno más de un millón de euros (1.132.538) en concepto de deuda contraída en 2015 con Doyen Sport, empresa que aportó ese capital a Locos por el Balón para paliar la falta de liquidez en el club.

Y si las acciones de Locos por el Balón, a medias entre Pina y Vizcaíno, son en estos momentos intocables por orden judicial, no menos lo son las que obran en poder de Fali Fernández, poseedor del 30% de las acciones del Cádiz CF. El empresario gaditano ha dejado claro que en la actualidad no quiere vender y, llegado el caso, estaría más dispuesto a tratar de negociar una supuesta venta con inversores vinculados a Quique Pina que con otros más cercanos a Vizcaíno, como puede ser el caso de este grupo americano.

Precisamente, la sensación en el entorno de Pina no es otro de que se trata de una argucia, una treta o una medida estratégica de Vizcaíno con el fin último de presionar a Fali Fernández para que venda.