El rayista Álvaro García (c), en su presentación junto a Martín Presa (i) y Cobeño (d). Foto: Rayo Vallecano.
El rayista Álvaro García (c), en su presentación junto a Martín Presa (i) y Cobeño (d). Foto: Rayo Vallecano.

Cádiz CF

Los tribunales obligan al Rayo Vallecano a pagar 500.000 euros al Cádiz CF por Álvaro García

La cantidad es referente al último plazo de la operación del traspaso que debía haberse realizado al finalizar la temporada 2018-2019

Por  15:07 h.

El Tribunal Arbitral del Fútbol ha notificado este martes al Cádiz CF el Laudo, seguido a instancias de nuestra entidad, contra el Rayo Vallecano, sobre el contrato del traspaso del jugador Álvaro García.

La sentencia, que ha sido favorable a los intereses cadistas, obliga al club madrileño al pago de 500.000 euros más intereses, referente al último plazo de la operación que debía haberse realizado al finalizar la temporada 2018-2019, ya que el Rayo Vallecano no había comunicado la restitución en tiempo y forma de parte de los derechos económicos sobre el jugador.

Todo viene del  verano de 2018 cuando el Rayo se hacía con los servicios de Alvarito por 4,5 millones de euros. Esta cantidad le hacía poseer al club de Vallecas el 75% de los derechos del jugador, mientras que el Cádiz CF se quedaba con el 25% restante.

Por aquel entonces, el Rayo militaba en Primera División y el extremo zurdo cadista cumplía así su sueño de jugar en la máxima categoría. Un traspaso que dio que hablar y que, lógicamente, contemplaba diversas cláusulas en su traspaso que podrían duplicar incluso la cantidad abonada por el club de Vallecas al gaditano.

Una de ellas recogía que en caso de descenso del club de Martín Presa a Segunda, el Rayo debía abonar 500.000 euros o en su defecto ceder un 7,5% más de los derechos del jugador al club de Manuel Vizcaíno. De esta manera, el Cádiz CF podría poseer el 32,5% de los derechos del futbolista de Utrera.

El Cádiz CF lo reclamó a La Liga 

Una cláusula que el equipo madrileño debió haber hecho efectiva antes del mes de junio de 2019, hace casi un año. Finalmente, ni una cosa ni la otra.

Aunque el Cádiz CF reclamó al Rayo la cesión de los derechos o el abono de los 500.000 euros, no fue hasta enero de este mismo año, cuando Raúl Martín Presa comunicó que cedía el 7,5% de los derechos al Cádiz CF. Todo ello totalmente fuera del plazo establecido.

Una operación que según el Rayo considera correcta, mientras que el Cádiz CF no lo considera así. De esto modo, el club amarillo le comunicó la situación a La Liga. De esta manera, se estima íntegramente la demanda del Cádiz Club de Fútbol representada por Marín José García Marichal, tras haberse practicado los probatorios y conclusiones, que demostraron la ausencia de respuesta a los requerimientos de pago que fueron comunicados en los últimos meses, y que acabaron con la solicitud de resolución arbitral.