Perea y Malbasic no estarán en Gijón.
Perea y Malbasic no estarán en Gijón.

Cádiz CF

Las bajas de Perea y Malbasic cambiarán el puzle

Ambos jugadores vieron la quinta cartulina amarilla de su ciclo y no podrán estar este viernes en El Molinón obligando a Cervera a cambiar

Por  20:31 h.

Sería lógico que Álvaro Cervera, tras el despropósito de partido jugado ante el Málaga el pasado domingo, retocase su once. Pero al margen de ello, el entrenador cadista está obligado a hacerlo puesto que no podrá contar con dos jugadores que sacó de inicio ante el conjunto malacitano. Son los casos de Alberto Perea y Malbasic después de que ambos vieran ante el combinado de la Costa del Sol la quinta cartulina de su ciclo, respectivamente,

Tanto el manchego como el serbio estaban siendo titulares para Cervera, que tendrá por delante cuatro días para analizar qué modificación hará en su once para que el cuerpo no lamente dichas ausencias a la vez que se puedan incorporar nuevas alternativas.

A bote pronto, sería posible que Cervera se decantase por sustituir a Perea por Iván Alejo para que Salvi pasase a la banda izquierda y jugar así con dos bandas profundas y veloces. Dicho eso, habría que ver cómo está Jurado, que el pasado jugó durante 20 minutos y no notó molestia alguna. En teoría, el jugador sanluqueño debería ser el recambio natural de Perea pero sin duda alguna su estado de forma es algo que no es muy fiable si se atiende a la temporada que está haciendo.

En el caso de Malbasic, las prestaciones que tiene Cervera son varias dado los delanteros que acumula después del pasado mercado invernal. Desde el ‘Choco’ Lozano, que el pasado domingo perdía la titularidad en detrimento de Álvaro Giménez, pasando por el propio jugador procedente del Birminghan City y hasta llegar a Nano Mesa, que precisamente salía desde el descanso sustituyendo a delantero sancionado para Gijón.

Se aventuran más cambios además. La recuperación de José Mari, que fue baja ante el Málaga por un proceso gripal, se antoja clave para que el roteño vuelva a la sala de máquinas junto a Garrido y con Álex Fernández haciendo de mediapunta. Un triple pivote al que el entrenador cadista suele acudir en momentos de tempestad como pueden ser los actuales.

Y es que las cosas no están rodando nada bien en estos dos meses del nuevo año. A pesar de las victorias ante Las Palmas y Racing, y entre medias un punto de coraje y honor en Carranza ante el Zaragoza, el primero que es consciente de que «la dinámica del equipo no es buena» es el propio entrenador tal y como reconoció el pasado domingo justo después de perder ante el Málaga.

La esperanza del entrenador se centra en recuperar cuanto antes el sello que anda perdido y para ello lo más seguro es que se vuelva a refugiar en su guardia pretoriana comandada por Fali, José Mari, Garrido y Álex como mediapunta. Sin duda, una derrota en El Molinón podría volver a atraer a los fantasmas a final de febrero y con la visita nada cómoda del Almería.