El canterano cadista Sergio González (dorsal 30) fue titular y jugó los 90 minutos el pasado domingo en Las Palmas de Gran Canaria.
El canterano cadista Sergio González (dorsal 30) fue titular y jugó los 90 minutos el pasado domingo en Las Palmas de Gran Canaria.

CÁDIZ CF

La hora del salto definitivo

La progresión de Sergio González continúa y el canterano lucha por ser importante en el futuro Cádiz CF

Por  17:04 h.

Mucho tiempo ha tenido que pasar para que la cantera del Cádiz CF sea importante en el primer equipo. Poco o nada quedaba de aquellos gloriosos equipos cadistas de las décadas de los 80 y 90 plagados de canteranos en Primera División. Años y años de espera para que alguien diera un golpe sobre sobre la mesa y, tras aprovechar las circunstancias, se coronara en el primer equipo. Fue, sin ir más lejos, el caso de Manu Vallejo esta temporada.

El primero pero no el último, pues si el guardameta David Gil supo hacerse un hueco en la plantilla del primer equipo y brillar en la Copa del Rey, a nadie se le pasa por alto la presencia (cada vez mayor) del polivalente Sergio González en la primera plantilla.

Capitán del Cádiz CF B (líder un curso más en el Grupo X de Tercera), Sergio González se ha convertido en un fijo en los entrenamientos del primer equipo y su participación a las órdenes de Álvaro Cervera es cada vez mayor, tal y como sucedió el pasado domingo en el Nuevo Estadio de Gran Canaria, donde fue titular y disputó los 90 minutos.

No fue sencilla, pues como él mismo señaló a la finalización de la cita en las islas Canarias: «Los primeros 10-15 minutos me ha costado mucho entrar en el partido y he estado inseguro, pero a partir de algunas ocasiones buenas ya cogí confianza, me fui sintiendo más cómodo y así hasta el 90». No era fácil tener como rival a futbolistas de la talla de Rubén Castro, entre otros.

Su papeleta no era fácil al tener que cubrir la baja por sanción de otro Sergio, Sánchez en este caso, y no estar Marcos Mauro con ritmo de partidos tras su lesión. Por si fuera poco, Pantic y Servando no estaban en la convocatoria por lesión.

Y todo eso en una temporada en la que el canterano se ha habituado a jugar en el mediocentro, dejando en un teórico segundo plano su antiguo papel de central, el mismo que recuperó el pasado domingo ante la UD Las Palmas para formar la dupla con el balcánico Ivan Kecojevic.

Su satisfacción fue notable tras cumplir con nota bastante alta junto a su equipo ante la escuadra entrenada por Pepe Mel. «La verdad es que estoy muy contento por haber podido jugar de titular aquí en Segunda con el Cádiz CF. Todo el mundo me ha apoyado mucho, desde el cuerpo técnico hasta los compañeros, y estoy muy contento por haber debutado como titular», recalcó como un niño con zapatos nuevos.

Y aseguró: «Aguantamos la portería a cero. Es verdad que tuvimos fortuna con un palo de ellos y un disparo, pero conseguimos minimizar los errores y mantener la portería a cero, que es lo importante». Siempre pensando en el equipo.

Antes ya había disputado 20 minutos ante el Espanyol en la Copa del Rey y casi un cuarto de hora en el Nou Estadi de Tarragona ante el Nástic. Eso sí, como mediocentro defensivo y llevando a cabo su actuación de manera solvente. Un preludio de lo que es capaz de hacer si mantiene la calma, sigue trabajando, aprovecha sus oportunidades y adquiere experiencia.

La dificultad de mantenerse

A nadie se le escapa que la gran dificultad de un canterano es mantenerse. Es lo que ahora tiene que conseguir Sergio González, que tiene muy cercano el ejemplo de su compañero Manu Vallejo.

El reto es complicado porque competidores hay muchos y de gran nivel en el primer equipo del Cádiz CF, tanto en el centro de la zaga como en el mediocentro, sus dos demarcaciones.

Ahora bien, si algo queda claro es que Sergio González es una de las joyas de la cantera cadista. A sus 21 años (cumplirá 22 años en el mes de mayo), este futbolista nacido en Cartagena lleva varios años en las categorías inferiores del Cádiz CF desde que pasara a formar parte del Balón de Cádiz Juvenil en 2013.

Seguido de cerca desde el primer momento, este canterano ya hace casi tres años que hizo su debut oficial con el primer equipo del Cádiz CF. La experiencia tuvo lugar en el último encuentro de la Liga regular durante la temporada 2015/2016. En ese momento el Cádiz CF ya estaba clasificado para el ‘play off’ de ascenso a Segunda y Álvaro Cervera alineó de inicio a Sergio a domicilio ante el Real Jaén. Estuvo 63 minutos sobre el rectángulo de juego antes de ser relevado por Servando. 0-1 vencieron los cadistas con gol de Salvi antes de iniciar la exitosa fase de ascenso que llevó a los gaditanos a la LFP en el Rico Pérez de Alicante.

Después fue forjando su potencial en el filial cadista (con Mere y ahora con Pavón) y ya estuvo presente en algunas convocatorias del Cádiz CF durante la Copa del Rey e incluso jugó en el Sánchez Pizjuán durante la vuelta de los octavos de final de esa misma competición ante el Sevilla FC la temporada pasada. Ese día fue titular, disputó los 90 minutos y recibió una cartulina amarilla. Todo ello sin contar sus intervenciones en partidos amistosos a las órdenes de Álvaro Cervera. Y así hasta el presente ejercicio.

Este consumado especialista en el lanzamiento de penaltis, además de ser ancla y líder de un Cádiz CF B histórico, tiene claro que quiere ser importante en el Ramón de Carranza.

A fin de cuentas, la ilusión sigue viva y algo queda cada vez más claro: en la cantera cadista hay mimbres para soñar.