Juan Carlos Cordero vio el partido desde el palco de Carranza.
Juan Carlos Cordero vio el partido desde el palco de Carranza.

Cádiz CF

Juan Carlos Cordero, un extraño en su propia casa

El hoy director deportivo del CD Tenerife ve y desea el ascenso del Cádiz CF

Por  19:42 h.

Juan Carlos Cordero volvió el pasado sábado a la que ha sido su casa no hace mucho. El padre en la sombra del Cádiz CF del ascenso en Alicante y el creador de la columna vertebral del equipo que entrena Álvaro Cervera llegaba como un foráneo al que se le dieron honores de anfitrión. No era para menos después de lo mucho que le ha dado a la entidad cadista.

Pero el que fuera consejero delegado del Granada de Primera con Pina y más tarde director deportivo del Cádiz CF antes de que Manuel Vizcaíno decidiera prescindir de sus servicios pagando una cantidad nada desdeñable por su despido improcedente, llegaba el pasado sábado como máximo responsable de la gestión deportiva de un histórico que a la chita callando está a un punto del ‘play off’ de ascenso pese a que hace cuatro meses, y coincidiendo con la llegada de Cordero al club, se encontraba cerca de los lodos de la Segunda B. De ahí el discurso ‘victimista’ de su entrenador después de ganar en Carranza y sumar nueve puntos de nueve posibles en las últimas tres jornadas.

Aunque está en la entidad del Heliodoro Rodríguez López desde el pasado mes de febrero, poco a poco, Cordero está metiendo sus conceptos en una plantilla que por lo que se ve ya parece comulgar con las ideas del cartagenero. No estuvo presente en el mercado invernal ni se puede decir que la plantilla sea suya, pero sí que está promoviendo el funcionamiento de un vestuario que ha visto como se empiezan a hacer gestiones que favorecen el trabajo bien hecho. Así se ha podido ver muchas renovaciones, como la de Aitor Sanz, jugador que lo quería Cervera, o la prolongación de contrato por cuatro años del norteamericano Moore. También se negocia la renovación del técnico Rubén Baraja, que termina contrato esta temporada.

A Cordero, después de pasarse más de un año sin trabajar debido al litigio que mantenía con el Cádiz CF, ha vuelto a su mundo con la máxima ilusión y lo ha hecho en una plaza brillante como es la del CD Tenerife, un club con un lustroso pasado bañado en Europa y aromatizado por la presencia de jugadores de talla mundial como Fernando Redondo, entre muchos otros. “Tenerife es un sitio con mucho potencial y es normal que te aprieten mucho desde el primer día. Es una ciudad maravillosa en la que su gente se entrega con su equipo de fútbol y de baloncesto. Desde el primer momento ves la exigencia que se respira aquí”, cuenta Cordero, que no esconde la rareza que sintió a su paso por Carranza el pasado sábado.

 

“Más allá de las sensaciones lógicas y raras que se viven en todos los estadios vacíos por el asunto del coronavirus, las mías especialmente en Carranza, fueron muy extrañas porque hacía cierto tiempo que no había estado allí y donde he vivido muchas y buenas noticias”, dice.

Como director deportivo del CD Tenerife da su visión de lo que se vio en el campo. “Nos jugábamos muchísimo ya que cualquier punto es importante en estos momentos. El equipo estuvo muy por encima del Cádiz CF, y mucho más después de la expulsión”.

No por eso deja de valorar la situación del Cádiz CF y su estilo de juego. “El Cádiz CF te aprieta muchísimo y es muy intenso, aunque es verdad que después de la expulsión fuimos muy merecedores de la victoria. Fue otro partido”, resume.

Su presencia en Carranza, donde fue clave en el crecimiento del equipo, se dejó notar, y para bien. “Saludé a todo el personal y el trato que recibí por parte de todos fue muy afable, cariñoso y respetuoso, antes y después del partido. Estuve con empleados, directivos y jugadores”, cuenta.

Como medio creador del Cádiz CF que navega hacia Primera ve al equipo con algo de nervios ante un objetivo tan grandioso como alcanzable. “La sensación que pude palpar es que se jugaban mucho porque una victoria casi que les dejaba muy cerca del ascenso, pero puede que eso les trastocase algo a la hora de afrontar el encuentro. Pero cualquier equipo se querría cambiar por ellos. Veo y deseo el ascenso directo del Cádiz CF”

El CD Tenerife lleva tres partidos consecutivos ganando, pero la filosofía sigue siendo la misma que Cordero tenía en el Cádiz CF. Y se piensa agarrar a ella en los próximos cuatro años que tiene contratados con el club insular. “No me gusta eso de salir a ascender todos los años. Mi objetivo es el mismo y ese no es otro que hacer plantillas competitivas para no sufrir y permanecer en Segunda, una categoría donde siempre hay entre diez y quince equipos que salen con la idea de ascender”.

Por último, no puede dejar de hacer una comparación entre Tenerife y Cádiz. “Veo una similitud tremenda entre ambas aficiones y ciudades. Aquí la gente es del CD Tenerife, ni del Madrid ni del Barcelona, solo del Tenerife. Hay un sentimiento y una pasión muy parecida a la que se vive en Cádiz con su equipo. Y eso marca una exigencia tremenda en una ciudad que es genial, como Cádiz”.