José Mari posa con Juan Carlos Cordero en la presentación de su renovación
José Mari posa con Juan Carlos Cordero en la presentación de su renovación

Cádiz CF

José Mari: «Mi amor por el Cádiz CF no tiene fecha de caducidad»

El roteño se marca un objetivo claro: "Quiero subir a Primera División"

Por  13:51 h.

Una vinculación que puede ir más allá de 2020. Es la idea con la que José Mari ha renovado en el Cádiz CF hasta un año que no tiene que ser el último con la camiseta del Cádiz CF. Y es que el director deportivo Juan Carlos Cordero ha desvelado que a partir de dicha temporada, el roteño puede ir renovando si juega al menos 25 partidos, lo que es definitiva “una renovación sin fecha de caducidad”.

Hablar de José Mari Martín Bejarano en el Cádiz CF es hacerlo de un futbolista de Rota enamorado del conjunto cadista y que vive un sueño en la recta final de su carrera. “Buscaba esta renovación durante hace mucho tiempo. Es la manera de decir sí al futuro, nos vinculamos sin caducidad porque mi amor a estos colores no tiene caducidad. Siempre soñé con estar aquí desde pequeño y no quiero que esto acabe. Este acuerdo viene dado por la confianza en el proyecto encabezado por Pina y Cordero, todos tenemos un sueño que no hace falta mencionarlo y quiero ser parte de ello”.

Un sueño que no termina en desvelar: “Quiero jugar con el Cádiz CF en Primera División. Todos sabemos que el objetivo es establecer al Cádiz en el fútbol profesional y darle solidez al proyecto, pero espero que más pronto que tarde subamos a la máxima categoría”.

El centrocampista cadista recuerda cómo llegó y en lo que se ha convertido. “En un primer momento me costó llegar al Cádiz pero sabía que podía ser querido. En ningún momento podía pensar que la gente me iba a querer así y que podía estar tan feliz en mi club. Mis compañeros en el día a día me ponen las cosas muy fáciles. La afición desde el primer día me ha apoyado en los malos momentos y cuando he estado en el campo me he sentido como un cadista más que va luchar por donde merece al Cádiz CF”.

“Las experiencias que he tenido anteriormente me han dado la madurez para llegar al momento idóneo a casa. No es fácil venir a casa siendo joven”, explica el centrocampista.

Una renovación que da estabilidad al propio jugador. “Esto reafirma la confianza que uno tiene en el club y en la plantilla. No obstante, tengo una forma de ser que no cambia por una renovación, siempre intento ayudar, siempre he estado delante para tirar del carro”.

Cervera, “un impulso”

La importancia de José Mari en el proyecto amarillo es tal que el propio entrenador ha repetido una y mil veces que el roteño es su jugador fetiche. “Es de agradecer que el míster hable así de mí, siempre intento sumar esté o no en el campo. Sus palabras me dan un impulso importante, esta renovación me ayuda a tener más estabilidad pero no va a hacer que me relaje. Para nada voy a perder la intensidad”.

Y mirando al futuro, ¿cuál es el objetivo? “Hay que pensar en este año en el que el objetivo del Cádiz son los 50 puntos, estoy seguro que lo vamos a conseguir y a partir de ahí seguiremos adelante. Este equipo se deja el alma en cualquier partido, no hay que pensar más allá de ello”.

No podía faltar en su renovación su famosa frase tras caer en el ‘play off’ en Tenerife, ‘somos una banda’. “Tenía un dolor increíble tras perder en Tenerife pensé que lo más justo era decir las cosas como las sentía y aunque me costó dije que eramos una banda. Somos la misma banda con todo el cariño del mundo, estamos unidos y en los malos momentos hemos tirado adelante todos”.