Iván Alejo durante su presentación en el Estadio Ramón de Carranza.
Iván Alejo durante su presentación en el Estadio Ramón de Carranza.

CÁDIZ CF

Iván Alejo: «Cervera y Perera me han recuperado para la causa»

«El 'presi' hizo que me llamara Mágico y eso me decidió del todo a fichar por el Cádiz CF», asegura el extremo vallisoletano

Por  19:06 h.

Hace apenas unos meses que Iván Alejo recaló en el Cádiz CF. Fue el pasado verano cuando el extremo vallisoletano se convirtió en nuevo fichaje del equipo gaditano. Bien es cierto que desde entonces no ha podido hacerse fuerte en el once titular, pero sí ha tenido buenos minutos de amarillo.

Fan de Melendi, Alejo se inició con el balón en los pies a los cuatro años en el Parquesol, su barrio de Valladolid. Eso sí, aunque es de las frías tierras pucelanas, también le encanta la playa, donde va con su perra, y le agrada el Carnaval de Cádiz.

Durante su charla digital a través de las redes sociales, el pucelano recordó sus primeros momentos en La Tacita de Plata. «En Getafe no contaban conmigo y mi confianza bajó muchísimo. Esperé hasta el final el pasado verano y entre las ofertas que tenía, me decidí por la del Cádiz CF. El ‘presi’ hizo que me llamara Mágico y eso me decidió del todo». Y es que el aviso de un jugador como Mágico son palabras mayores. «Por vídeos que he visto, Mágico González ha sido uno de los mejores futbolistas de la historia. Mi padre también me lo ha contado. Aquí en Cádiz es una institución y un símbolo», añade.

Extremo de pura cepa, el ’14’ del Cádiz CF valora el trabajo y la forma de ser de sus entrenadores: «Con Cervera he vuelto a encontrarme a mí mismo. Él y Roberto Perera me han recuperado para la causa. Van de frente y no te engañan. Son buenas personas». Y apostilla: «Cervera es muy listo. Sabe que en Segunda la mejor opción es ser fuertes en defensa y salir a la contra. El Cádiz CF es el equipo perfecto para él». Lo dice un futbolista que entre sus técnicos ha tenido a Julio Velázquez, Paco López, Pepe Bordalás o Mendilibar, entre otros.

Y del banquillo, donde le gustaría estar cuando cuelgue las botas, al césped, su hábitat natural en estos momentos. Ahí puntualiza Iván Alejo: «Me entiendo muy bien con Álex, que con diferencia es el mejor jugador de la categoría. También me entiendo muy bien con ‘Choco’, quien hace un excelente trabajo, aunque creo que está infravalorado. Y tampoco puedo olvidar a Iza, con el que hago buenas migas por la banda».

Polémico pero con un corazón gigante

Si algo se le ha achacado al extremo derecho del Cádiz CF en este tiempo es su carácter polémico sobre el rectángulo de juego. Él lo reconoce e intenta pulirlo. «Me pone cachondo que me piten en los campos. Me siento más motivado y juego mejor. Ahora bien, quizá debo controlarme un poco porque puede perjudicar al equipo. Me lo ha dicho el míster e intento controlarlo y medirlo». Un aspecto que mejorar junto a otros como «la toma de decisiones en mi juego y mi juego aéreo».

Pero más allá de eso, el ‘bromista’ Iván Alejo es todo corazón. De hecho, el que fuese jugador de Eibar y Getafe, entre otros, ha donado 10.000 euros al Hospital de Valladolid para comprar material contra el COVID 19. Y es que, pese a la distancia, nunca se olvida de su tierra. «Fue difícil dejar Valladolid para jugar fuera. Soy del Valladolid desde pequeño y mi sueño es llegar al primer equipo del club de mi ciudad. Fue complicado dejarlo todo con 15 años, pero tengo la esperanza de volver y jugar en mi casa», señala.

Con ídolos como Joaquín y Pedro León (este último se acabó convirtiendo en su amigo al coincidir en Ipurúa), Alejo tiene muy buena relación con todos el vestuario, aunque hace especiales migas con aquellos futbolistas que como él viven en El Puerto. Es decir, Iza, Akapo, Luismi Quezada, ‘Pacha’ Espino, Perea y Álex. Todos forman una gran piña. «Intento alegrar a la gente. Soy muy sociable y siempre que puedo hago bromas. Estar triste y enfadado no aporta nada, por eso busco que se sientan mejor a mi alrededor», añade.

A fin de cuentas, y sin olvidar su paso por Eibar, en Cádiz es donde mejor se encuentra junto a Alcorcón. Por eso le gustaría hacer historia de amarillo. «Me gustaría que se recordara en el Cádiz CF mi nombre como se recordará el de Álex, José Mari o Garrido», indica. Y puntualiza: «Aquí no tengo quejas, la gente es muy cariñosa. Espero ascender y estar aquí mucho tiempo porque aquí siempre están de buen rollo, no les afecta nada. Da gusto cómo son los gaditanos por su forma de ser».

Si asciende se compromete a raparse o teñirse el pelo. A fin de cuentas, el Cádiz CF jugaría en Primera, una categoría que el vallisoletano ya conoce y donde marcó un gol con el Eibar ante el Espanyol.

Tiempo habrá para ello. Ahora es momento de trabajar desde casa. «Estoy llevando el confinamiento mejor de lo que esperaba. Los primeros días fueron más complicados porque soy muy intranquilo y nervioso, pero me he ido adaptando, con una rutina. Estoy con mi hermana pequeña. Me da la vida estar aquí». Ya queda un día menos y por eso manda ánimos. «Ahora hay que quedarse en casa. No nos cuesta nada».