CÁDIZ CF

Cifuentes: «No esperábamos la destitución de Juan Carlos Cordero»

«Con él, que ha realizado un gran trabajo, teníamos una relación muy cercana, pero son cosas que pasan en el fútbol y hay que seguir», asegura el portero del Cádiz CF

Por  8:30 h.

40 años cumplirá Alberto Cifuentes al término de la presente temporada, la cuarta desde que llegara al Cádiz CF. Desde entonces, con el equipo inmerso en el pozo de Segunda B, se ha convertido en indiscutible y nadie ha podido arrebatarle el puesto.

Titular desde su llegada, el veterano cancerbero manchego ya ha logrado un ascenso a LaLiga 123 y ha firmado sensaciones sobresalientes con la escuadra gaditana.

Salvador en infinidad de ocasiones, Cifuentes también ha conseguido proclamarse ‘Zamora’ de la categoría de plata con un equipo en el que siempre deja su sello. El último ejemplo tuvo lugar el pasado sábado en Santa Cruz de Tenerife, donde fue de nuevo el mejor del Cádiz CF pese a no poder evitar la derrota.

–Mucho se ha hablado en los últimos días de la identidad del Cádiz CF desde la llegada de Álvaro Cervera. Usted que ha vivido todo el proceso, ¿cómo define esa identidad?

–El equipo tiene una idea clara y definida, y es la que tenemos desde que llegó el míster al Cádiz CF. Somos un equipo compacto, sólido, que juega por fuera y tiene velocidad. Además solemos ser efectivos ante la portería del equipo rival.
Apostamos por la identidad de siempre en este equipo con el fin de sacar resultados y cumplir objetivos.

–¿Ese estilo es innegociable?

–No es cuestión de estilo, la cuestión es tener las ideas claras. El míster no nos dice que no juguemos por dentro, sólo nos dice que no intentemos perder balones ahí, que es la clave del fútbol. Hay situaciones, como sucedió en Albacete, donde nos ponemos perdiendo y el equipo en la segunda parte domina porque va perdiendo y necesita empatar. En Carranza también nos sucedió el año pasado y el anterior, jugando con gente de otro perfil cuando es necesario.

–Como guardameta agradecerá esa apuesta por mantener el marco a cero. ¿Es el estilo idóneo para un cancerbero?

–No es así necesariamente. Hay equipos que tocan mucho el balón y reciben pocos goles. Es cuestión de sacar resultados y que el equipo obtenga rendimiento. El míster nos metió desde el primer día esa idea en la cabeza y ha sido correcta. Desde ahí hemos ido progresando y creciendo. Es la idea que teníamos, tenemos y vamos a tener.

–¿Nota el Cádiz CF la ausencia de un jugador como Álvaro García?

Hemos perdido a Alvarito pero está jugando Manu Vallejo, que es un jugador profundo por banda, rápido y bastante vertical. Alvarito nos dio mucho por sus características, a cualquier equipo le viene bien y a nosotros nos venía fenomenal, aunque tenemos ahora otro tipo de jugadores. Contamos con la rapidez de Salvi en la derecha, ahí también está Agra, Manu Vallejo aporta empuje en la izquierda, Jairo también lo hará en la izquierda con su rapidez y profundidad…

–A todo esto, ¿le ha sorprendido la irrupción de Manu Vallejo?

–A todos nos sorprende que esté jugando todo el tiempo y tan bien. Manu Vallejo es un ejemplo claro de lo que tiene que ser un canterano. Él es un chaval comprometido, muy responsable, que escucha mucho y tiene la mente muy abierta para seguir aprendiendo.

El trabajo da sus frutos y se merece estar ahí en este momento. Nos está ayudando mucho y tiene una capacidad enorme para seguir creciendo.

–Como uno de los capitanes de la plantilla, ¿qué consejo le daría al chiclanero?

–A Manu Vallejo no puedo darle muchos consejos, sólo le digo que día a día siga trabajando y disfrutando de la misma manera. Es un futbolista ejemplar y nos dará muchas alegrías.

Al final cada uno tiene su personalidad. Manu es joven y muy responsable, además de cauto. Tiene mucho margen de mejora y acaba de llegar a una categoría muy complicada. Sólo digo que todavía no hemos visto su mejor versión. Será cuestión de tiempo.

–¿Cuando llegó esperaba echar raíces en el Cádiz CF?

Reconozco que no esperaba estar en el Cádiz CF tanto tiempo. Es más, ese verano no tenía claro si iba a continuar jugando o no. Me cambió la mentalidad por completo, vine aquí, me puse las pilas y todo ha ido rodado. He ido renovando año a año por rendimiento personal y deportivo, salvo el año de Segunda B que tenía cláusula de renovación automática si el Cádiz CF ascendía a Segunda. Nunca renové por cláusulas de partidos, sin hipotecarnos ni el club ni yo. Por lo tanto, estoy muy contento y seguro que me retiro aquí, aunque no sé cuándo. Ahora mismo me siento bien y con la mente fresca, con muchas ganas de entrenar cada día.

–¿Entonces permanecerá aquí cuando se retire?

–El año pasado ya se barajó la opción de continuar aquí cuando cuelgue los guantes. Lo hablé con Juan Carlos Cordero e imagino que esa opción seguirá sobre la mesa con el ‘presi’. Ahora bien, es algo que aún no pienso porque todavía no me veo retirándome. A lo mejor en el mes de febrero sí es así, pero hoy en día no. Hasta ahora puedo decir que estoy muy satisfecho y agradecido con la opción que me ha dado el club a la hora de renovar, sobre todo por la edad que tengo.

–Hablando de Juan Carlos Cordero, ¿qué tal ha sentado en el vestuario su repentina destitución?

La destitución de Juan Carlos Cordero fue una sorpresa por el momento en el que se tomó, aunque la decisión la adoptó el presidente. Es un tema que se ha tratado con naturalidad en el vestuario, pues al final son cosas del fútbol. Hay que seguir y no desviarse, ya que la gente va y viene.

–¿Cómo era su relación con el ya exdirector deportivo del Cádiz CF?

–Con Juan Carlos Cordero hemos tenido una relación muy cercana todos los compañeros. A nivel personal puedo decir que lo conozco desde hace muchísimos años. Él estaba en el día a día, siempre al pie del cañón. Ha realizado un gran trabajo y estamos muy agradecidos por ello.

–¿Y qué tal se lleva con Óscar Arias?

–Es el nuevo director deportivo del Cádiz CF e intentamos tener con él la misma relación que tuvimos con Juan Carlos. Óscar también está en el día a día e intentará aportar su granito de arena. Aún es pronto pero cada uno lo hace a su manera de trabajar.

–Ya ha llovido pero en su día, con el Cádiz CF en Segunda B, también vivió el adiós de Jorge Cordero, el hermano de Juan Carlos…

–Sí pero la marcha de Jorge Cordero fue bastante diferente a la de Juan Carlos. Él se marchó por un tema personal y vino Enrique en ese momento. En enero se llevaron a cabo bastantes cambios de jugadores, la situación era diferente y el Cádiz CF estaba en Segunda B, con otro entrenador. No tiene mucho que ver.

–Por cierto, ¿le queda la espina de no haber jugado en Primera?

–Si con 22 años hubiera pensado que mi carrera era un regalo, quizá hubiera podido llegar a otro sitio al que no he llegado. He alcanzado este punto de madurez más mayor y ahora mismo me siento un privilegiado. Es un tema mental, me siento bastante bien y tengo bastante claros los conceptos y la toma de decisiones. Luego puedo acertar o no en las acciones técnicas, pero he aprendido a disfrutar de venir a entrenar cada día y en el vestuario. Ahí está la clave.