Álvaro Cervera en el banquillo de Carranza
Álvaro Cervera en el banquillo de Carranza

Cádiz CF

Cervera, pide calma: «La euforia hay que cortarla cuando se gana»

El técnico pide paciencia a los jugadores menos habituales: "Yo he dado muestras de que cuento con todos"

Por  13:06 h.

Cuatro victorias seguidas, cinco partidos sin perder. Los números en Liga no engañan para un Cádiz CF que llega lanzado al choque ante Las Palmas. La dinámica amarilla invita al optimismo, pero con calma. Esa la idea que transmite un Álvaro Cervera al que no le gusta en absoluto vivir en las nubes.

“Se ven cosas diferentes cuando el equipo gana y cuando pierde. La euforia hay que cortarla cuando se gana y cuando se pierde hay que decirlo también. Eso va en el currículum y hay que sabe manejarlo. Tengo un equipo con experiencia y saben manejar eso. La euforia o el pesimismo se ha visto más en el entorno que dentro del vestuario. Tengo la suerte desde que estoy en el Cádiz que he encontrado un núcleo de gente con experiencia, que ha vivido las dos situaciones”.

La buena racha del Cádiz CF hace que el nivel del once titular y parte del banquillo sea excelente en las últimas semanas. Bendito y complicado problema el que tiene por delante el entrenador. “Es un problema tener que dejar a tantos jugadores fuera, pero es normal que haya continuidad ahora que las cosas van bien. Es un rompecabezas hacer una convocatoria. Nosotros sabemos que con 25 jugadores además de los porteros son muchos jugadores que se quedan sin convocar cada día. Hemos lidiado con eso y son circunstancias del entrenador con los que hay que trabajar. El que no juega se puede poner en el peor escenario, pero yo he dado muestras de que cuento con todos. Siempre he contado con todos en según qué circunstancia. Es un bendito problema para el entrenador”.

Cervera manda un mensaje de tranquilidad a aquellos jugadores con menos minutos en el vestuario. “Hace 15 días sacamos a Alex y Ager por Salvi y Lekic y remontamos, pero no por ellos dos. El otro día hicimos el cambio al revés y ganamos un partido que no íbamos ganando. No hay varitas mágicas. Hay que intentar que estén en el campo los que creas que pueden hacerlo bien. Intento ser justo conmigo y con ellos, pero hay gente que cree que tienen que ser ellos los que jueguen”.

Tres centrales es lo que tiene actualmente la plantilla debido a la lesión de Servando. Una situación que se ha convertido en normal durante toda la temporada: “Los centrales están bien. Con el tipo de equipo que somos, los centrales no deben ser muy protagonistas porque si lo son significan que están cerca de tu portería y eso no me gusta. Si los mediocentros no están bien, los defensas van a sufrir más. Nosotros defendemos desde arriba para que abajo estén más tranquilos y no tengan que cometer errores. Estamos contentos con toda la plantilla,, sabiendo que se puede mejorar pero estamos contentos”.