Sergio González fue titular en Lugo.
Sergio González fue titular en Lugo.

Cádiz CF

(Vídeo) CD Lugo-Cádiz CF (1-1) El accidente deja un punto

El líder arranca un empate en el Anxo Carro tras jugar con uno menos más de 60 minutos por expulsión de Cifuentes

Por  23:37 h.
Lugo
1
Cádiz
1
CD Lugo: Ander Cantero, Campabadal, Peybernes (Carlos Pita, 36'), Marcelo Djaló, Kravets, El Hacen, Jaume Grau, Jaime Seoane (Manu Barreiro, 71'), Gerard Valentín (Cristian Herrera, 28'), Yanis Rahmani y Carrillo.
Cádiz CF: Cifuentes, Iza, Marcos Mauro, Juan Cala, Pacha Espino, Sergio González, José Mari, Iván Alejo (David Gil, 30'), Salvi Sánchez (Malbasic, 82'), Álex Fernández y Choco Lozano (Akapo, 76').
Goles: 0-1: Lozano (36'); 1-1: Carrillo (80')
Árbitro: Ávalos Barrera, catalán. Amonestó a los locales Jaime Seoane y a Yanis Rahmani y a los cadistas Salvi, Marcos Mauro, Lozano y Akapo. Expulsó en el 25' a Cifuentes por una entrada a Gerard Valentín.
Incidencias: Partido correspondiente a la 31ª jornada
Estadio Anxo Carro.

Podía haber sido mejor. Y también mucho peor. Pero este líder no se deja caer ni en las circunstancias más adversas. El Cádiz CF sigue sin jugar a nada mientras continua su marcha hacia Primera. Hace ya tiempo que poco o nada importa a lo que se juegue mientras el equipo siga acumulando puntos en su ascensión al olimpo. Y este viernes en Lugo volvió a pasar lo mismo.

Porque hasta con un jugador menos los de Cervera estuvieron muy cerca de dar un zarpazo definitivo a la Liga de no ser por el empuje y el buen juego en la segunda parte de un Lugo que se vio sorprendido en el primer tiempo después de ver como su rival se quedaba con un jugador menos por expulsión de Cifuentes, que emuló sin querer al portero alemán Schumacher en el Mundial del 82 en su choque con el francés Battiston. Ese lance dejó a los amarillos 60 minutos con uno menos y al partido con un solo dominador. Al final, el empate del excadista Carrillo se puede considerar como un mal menor después de ver como el Cádiz CF apenas inquietó la portería contraria.

Dijo durante la semana Cervera que haría algunos retoques en su once con el fin de refrescar a algunos jugadores cargados de minutos pero finalmente no fue así ya que solo dio descanso a Perea de los más habituales para dar entrada a Salvi. Igualmente, escenificó un doble pivote totalmente renovado con José Mari y Sergio González, que reemplazaban a Bodiger y al lesionado Edu Ramos. Y atrás, Marcos Mauro sustituía al sancionado Fali.

Salió el Cádiz CF decidido y transmitiendo el mensaje que dictaba la clasificación. Y en esa lógica, el líder se propuso encimar en su campo al Lugo, en puestos de descenso. Eso no hizo que el conjunto local despreciara su fútbol habitual de posesión. Porque ya se sabe, en Lugo se sigue siguiendo la huella de Quique Setién…

No le dejó el Cádiz CF a su rival hacerse con el control del juego y apoyándose en un inspirado Alejo, fue el primer en acercarse al área rival. Primero con un buen centro del vallisoletano repelido por la zaga local y después con otro disparo del mismo que salió ligeramente desviado.

No estaba afrontando nada mal el encuentro el Cádiz CF hasta que llegó el minuto 25 y un balón a la espalda de los centrales se complicó de mala manera una vez que Cifuentes salió a la desesperada llevándose por delante de manera temeraria a Gerard Valentín, que acabó en el hospital, ganándose la roja por mucho que el VAR anulase la falta por manos previas del jugador lucense.

El Cádiz CF se quedaba con un jugador menos y Cervera respondía sacando a Iván Alejo para meter a David Gil, que lo único que había jugado en Liga hasta el momento fue en el 3-0 ante el Alcorcón. Pero quien lo diría, el equipo apenas notó la inferioridad y hasta se recolocó de la mejor manera con Salvi en la derecha y Álex echado a la izquierda. Y fue precisamente desde la banda del sanluqueño donde llegó el gol con el que el Cádiz CF sorprendía a un Anxo Carro que se las prometía felices hasta que José Mari abría de manera espectacular a la banda para que Salvi controlase y levantase la cabeza para mandar un balón colgado al Choco Lozano, que se suspendía a la par que Djaló para entre su cabeza y la del central alojar el balón en el fondo de las mallas.

Todo lo que originó el gol, la decisión del VAR, la lesión de Gerard Valentín trastornó el encuentro, que se fue acercando al minuto 45 sin que prácticamente pasara absolutamente nada más allá de un zurdazo lejano de Jaume Grau que tocó en un defensa para acabar en un córner que se sacó sin consecuencias para David Gil, al que se le notaba inexperto en sus primeros minutos.

No tenía otra el Lugo que salir a por todas desde el primer minuto de un segundo tiempo pasado por agua. Y lo hizo mediante balones colgados. El primero que cabeceó fue el excadista Carrillo, pero su testarazo se fue alto. Insistía el Lugo por la banda izquierda, desde donde Kravets, tras eludir a Salvi, ponía un dulce balón al área para que El Hacen rematase cantando el empate hasta que apareció las manos felinas de David Gil, que con esa estirada se coronaba en Segunda.

Todo lo que no había generado el Lugo en la primera parte lo creó en los primeros cinco minutos de la reanudación para nerviosismo de Cervera. El acoso y derribo comenzó bien pronto y en apenas diez minutos el Cádiz CF no fue capaz de salir de su campo mientras se defendía como gato panza arriba. Igual le llegaban por arriba como por abajo. Los de Curro Torres movían bien el balón de un lado a otro y se lo hacían pasar mal a la retaguardia amarilla, desbordada por momentos.

Yanis Rahmani lo intentaba desde fuera y desde dentro pero sin puntería. Cada minuto que pasaba peor parecía pasarlo el Cádiz CF. Para colmo de males, David Gil pedía la asistencia médica por unas molestias en la rodilla que afortunadamente no le retiraron del partido ya que poco después tuvo dos intervenciones prodigiosas no exentas de reflejos.

A veinte minutos del final, Curro Torres sacaba otra torre como Manu Barreiro para intentar meter más presión a la zaga amarilla, que a medida que el Lugo se iba desesperando comenzaba a transmitir mejores y más pausadas respiraciones. Eso no quitaba para que los locales siguieran mandando sobre el campo haciendo uso de su superioridad numérica.

Es posible que ese amago de relajación le pasara factura al Cádiz CF en el empate del Lugo después de un saque de falta mal defendido por la defensa después de que Akapo dejase rematar a Carlos Pita para que en el segundo palo la empujara a gol Carrillo sin oposición alguna.

La debacle se iba produciendo a los tres minutos de no ser por el banderín del linier, que anuló el que hubiera sido el 2-1 de otro excadista como Manu Barreiro, que se encontraba en fuera de juego por unos centímetros.

Respiraba el Cádiz CF, ya con Malbasic en la punta del ataque pero con los ojos puestos en el cronómetro. No era para menos después del dominio al que estaba siendo sometido desde el primer minuto de una segunda parte para olvidar después de tanto sufrimiento que no acabó hasta que en el 93′ un libre directo de Carlos Pita se fue al travesaño y con él al final de un encuentro que deja un punto de oro a un Cádiz CF que sigue sumando mientras da otro pasito hacia la cima.