Cala es un hombre importante en el once de Cervera.
Cala es un hombre importante en el once de Cervera.

Cádiz CF

Cala cree que hasta mayo no volverá la Liga

El central sevillano admite estar "agobiado" con el confinamiento pero trata de mantener la calma

Por  16:05 h.

Los jugadores del Cádiz CF siguen atendiendo a los diferentes medios de comunicación con la idea de no alejarse -más aún- de su afición. Este fin de semana le ha tocado el turno de aparecer en el ‘As’ a Juan Cala, que comenzaba su entrevista contando lo mal que está llevando el confinamiento. “Lo estoy pasando agobiado en casa y deseando que termine esto pronto. Estamos haciendo caso a las recomendaciones y entrenando lo que se puede”.

Precisamente, el sevillano admitía que no podía llevar muy bien la rutina de trabajo estando en la actual situación debido a que es “es imposible mantenerla porque no es lo mismo entrenar en el campo, con los compañeros, luchando en la competencia que hay en un equipo. Yo tengo la suerte de tener un centro deportivo que aunque esté cerrado puedo asistir yo solo y hacer los ejercicios en el gimnasio. Al menos me permite hacer un par de horas buenas de entrenamiento, pero sigue estando lejos de la realidad de lo que es un campo de fútbol y un vestuario”.

Como muchos de sus compañeros, Cala está aprovechando este encierro para valorar el tiempo con la familia ya que durante el año apenas tiempo de estar con ellos. “Al estar tanto tiempo en casa se aprovecha para estar con la familia, que a veces para nosotros es complicado, sobre todo para mí, que estoy liado también con las empresas. Me sorprendo de muchas cosas que pasan con mis hijas, que es cotidiano pero que normalmente no lo ves, pero ahora tienes tiempo para prestarles más atención. Por ese lado se disfruta, porque puedo pasar tiempo con las dos pequeñas”, dice un futbolista que también es empresario de varios negocios.

Y es que al tener una empresa de hostelería y varias ‘startups’ este bloqueo por el que pasa el país le preocupa doblemente. Por eso mismo, manda un mensaje claro a los gobernantes. “Como no se ayude a las pymes estamos fastidiados. Yo tenía un centro deportivo con 17 trabajadores y lo he tenido que cerrar porque me ha obligado el Estado. Son unos puestos de trabajo que no sabes qué hacer con ellos si no facturas. Las ayudas económicas que ha sacado el Estado son buenas, pero quizás falte un poco de apoyo al autónomo. Entiendo que están haciendo todo lo que pueden pero tenemos que apoyar en estos momentos de crisis a todo el mundo, al autónomo, a las pymes, a los asalariados… porque si apoyas a las pymes y a los autónomos haces que se pierdan menos puestos de trabajo. Creo que van camino de ello, la modalidad del ERTE es una posibilidad buena para empresas y trabajadores, porque no le quitas antigüedad, sigue teniendo un alto porcentaje de su sueldo y ayuda a la empresa a que no tenga tantos gastos. Vamos a vivir una crisis económica como consecuencia de la pandemia”.

Y es que Cala trasciende del típico papel de futbolista puesto que en redes sociales suele mojarse con opiniones no alejadas de la política. “Está claro que si la OMS te recomienda que no haya aglomeraciones y las hay hasta que te estalla en la cara pues hace que en seis días el virus avance y estemos en Estado de alarma. Algo bien no se ha hecho, aunque una vez en la crisis se esté actuando bien, que eso lo veremos dentro de unos días si se frenan los contagios. Hay cosas que no son coherentes, como celebrar manifestaciones o no cerrar la frontera de Madrid cuando la mayor parte de los casos están concentrados allí”, lamenta el lebrijano.

Cala tiene claro que “la mejor solución es acabar la Liga” aunque hay un “daño colateral que implicará que algunos partidos se jueguen a puerta cerrada, sobre todo los primeros encuentros, pero no acabar la Liga sería un palo muy duro”. No es muy optimista de cara al reinicio de todo. “Mi sensación es que hasta principios de mayo no se va a volver a competir. Viendo las noticias te das cuenta de que no es una cosa que se vaya a solucionar en dos semanas, va a hacer falta algo más de tiempo. Vamos a necesitar pretemporada, porque van a ser tres o cuatro semanas parados, que es lo mismo que si hubieses estado en verano. A principios de abril volveremos a entrenar al 90% si queremos llegar bien a principio de mayo y que el equipo se vea lo menos afectado posible”.

Cala también habló de fútbol y entre sus recuerdos destacó su debut en Carranza con el Cádiz CF. “Fue curioso, porque yo nunca había jugado contra el Cádiz CF en competición oficial, solo en algún Trofeo Carranza. El año pasado (Las Palmas) cuando nos tocó jugar contra el Cádiz CF, en la ida cumplí sanción federativa por acumulación de tarjetas amarillas, y en la vuelta estaba en el nacimiento de mi hija, así que nunca jugué contra ellos. Mi debut fue contra el Málaga en el partido de presentación y noté las dudas de la afición. Los cadistas tenían la incertidumbre de que cómo llegaba y los cinco años de contrato. ¡Parecía que tenía 36 años y solo tenía 29! (bromea). Me veían muy mayor, pero a partir de ese partido vieron que yo venía con todas las ganas del mundo a intentar aportar. La gente me ha tratado muy bien y he notado el cariño siempre que hemos jugado en Carranza. La afición quiere gente comprometida, honrada y que lo den todo por la camiseta, independientemente de si te sale mejor o peor el partido”.

Su relación con Cervera

Cala ha caído de pie en el Cádiz CF, donde ha conocido a un entrenador que le ha enseñado una forma distinta de manejar un vestuario que rema todos a la una. Para el defensa sevillano, convivir con su entrenador es muy sencillo porque “la relación es muy buena” y aunque “le pueden atacar de introvertido pero de puertas para adentro él sabe dónde está la línea con el futbolista y sabe cómo hablarle. No agobia al jugador porque sabe darle su sitio, escucha las opiniones, aunque después hagamos lo que él diga. El míster me sorprende mucho, sobre todo cómo da la charla prepartido. Te enfoca el partido de una manera curiosa, él no te habla de fútbol, te hace un símil del partido que vayamos a disputar con algo personal. Estamos acostumbrados a escuchar tácticas, jugadores del otro equipo, dónde vamos a defender… pero que te hable de algo personal para que te llegue el mensaje es brutal. Para él la mejor forma de llegar al jugador es atacar a su parte sentimental. Por supuesto, después nos habla del partido y de cómo vamos a atacarles para ganar”.

Igualmente, Cala comenta que en ningún momento le costó adaptarse a la forma de jugar de Cervera, entre otras cosas, porque ya la conocía y también porque la secunda. “Tenía muy claro dónde venía, de hecho, elegí el Cádiz CF entre otras cosas por su filosofía. Yo ya había coincidido con José Bordalás en el Getafe y tiene una filosofía muy similar a Cervera incluso a la hora de entrenar. Utilizan a veces hasta las mismas palabras”.

En el plano personal, Cala también saca valores positivos del estilo de su entrenador porque a su manera de ver, “el míster ha quitado todos los estereotipos de que hay que tener un régimen interno, de que no se puede estar de broma para trabajar, que hay que estar siempre serios mientras se trabaja… Hay entrenadores que tienen un régimen interno para que el futbolista no se le vaya, pero Cervera ha quitado eso. Yo cuando llegué dije, ‘oye, el régimen interno no me lo habéis enseñado’, y me dijeron que no había”.