Jorge Cobo, Manuel Vizcaíno y el abogado Martín José García.
Jorge Cobo, Manuel Vizcaíno y el abogado Martín José García.

Cádiz CF

El Cádiz CF recurrirá, pagará y esperará

El abogado del club Martín José García analiza la sentencia favorable a Juan Carlos Cordero

Por  18:22 h.

El Cádiz CF ha conocido hoy la sentencia por la que está obligado a abonar las nóminas pendientes de un contrato firmado y validado por la Justicia entre Juan Carlos Cordero y Quique Pina cuando este era consejero delegado. Un duro revés para un club que recurrirá la sentencia al Juzgado de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) en Sevilla tal y como ha asegurado el abogado Martín José García en Deportes Cope.

“Hemos hecho un análisis de la sentencia para interponer un recurso en las próximas horas porque entendemos que la línea argumental que se ha seguido en la sentencia no se corresponde con los criterios que entendemos deben establecerse y como estamos en una jurisdicción de doble instancia, será finalmente el TSJA el que decida quien lleva la razón”, comenzaba diciendo el letrado cadista, que recordaba que “en la demanda se planteaba la nulidad del despido, que es lo que ha considerado el juez de Primera Instancia de lo Social, y además también se pedía una indemnización por lo que consideraba una situación de daños y perjuicios, que no se le ha concedido”.

Uno de los clavos a los que se agarra el Cádiz CF es que el Juzgado de lo Social Número 3 de Cádiz no ha considerado todos los motivos que esgrimía el club para el despido de Cordero. “La sentencia solo entra a valorar una parte de esos argumentos; así que podemos ser moderadamente optimistas en el sentido en el que TSJA sí entre haga prevalecer nuestros argumentos”.

Uno de los motivos que el Cádiz CF puso sobre la mesa para el despido de Cordero fue la falta de confianza, que a su vez se apoyaba en cuatro motivos para que se diese esa situación tal y como destaca Martín José García Marichal. “A la falta de confianza se llega por una serie de motivos que nosotros explicamos y que el juez no ha valorado sino que solo ha considerado unos argumentos de la demanda cuando en realidad son cuatro motivos por el que se pierde esa confianza y solo se ha valorado uno de ellos”, insiste.

Igualmente, Martín José García apunta que el Cádiz CF “nunca ha negado ese contrato porque se le comentó al Consejo, pero la decisión del Consejo fue la de no darle validez e impugnarlo por una serie de motivos y eso es lo que vamos a seguir insistiendo en el TSJA”.

Lo que está claro es que el Cádiz CF debe empezar a pagarle ya a Cordero las nóminas pendientes desde octubre del año pasado hasta hoy y lo que queda por delante en el caso de que recurra la sentencia. Y es que el otro paso sería readmitirlo en el cargo que ahora ostenta Óscar Arias, algo que no está en los planes tal y como desliza el letrado. “Cuando hay nulidad, la consecuencia directa es abonar el salario sin admitir al trabajador. Si no se le readmite hay que pagarle aunque sin que preste servicios a la entidad”. Por tanto, Cordero seguirá cobrando del Cádiz CF sin salir de su casa. Y así estará hasta que no haya un fallo del TSJA, lo que según el abogado de Cordero cree que se extenderá en el tiempo cerca de un año.

Y es que aunque Martín José García diga que la decisión en todo caso es del Consejo, lo que está claro es “a día de hoy el Cádiz CF tiene un director deportivo y encajar (a Cordero) en el organigrama sería complicado”.

El optimismo en el Cádiz CF se basa en hacer ver al TSJA lo que el juez de Primera Instancia en Cádiz no ha querido ver. “Los argumentos nuestros y las pruebas aportadas bajo nuestro entender son claras y contundentes, ahora lo que hace falta es que la Justicia lo vea y el que el TSJA entre donde no ha entrado el juez de Primera Instancia”.

No será la última vez que Juan Carlos Cordero y el Cádiz CF de Vizcaíno se vean las caras y es que en el mes de junio próximo hay una demanda pendiente de Quique Pina y por la que Martín José García no quiere “adelantar acontecimientos”.