El cadismo siempre está muy presente.
El cadismo siempre está muy presente.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF y sus miles de kilómetros por recorrer

El equipo gaditano luchará una batalla cada fin de semana en el Carranza, pero también tendrá que visitar España de punta a punta en busca de sus objetivos

Por  17:53 h.

Cada paso, cada kilómetro y cada equipo al que se enfrenta el Cádiz CF es un nuevo reto que demuestra valentía. Muchos son los clubes históricos que este año se presentan en la división de plata. Y muchos también los desplazamientos que hará el submarino amarillo por toda la geografía española, visitando cada templo futbolístico.

Más cerca o más lejos de la Tacita de Plata, el Cádiz CF se dejará la piel en cada terreno de juego que pise, para así lograr el ansiado objetivo de tocar el cielo. 90 serán los minutos por los que lucharán en cada guerra, acompañados de los fieles seguidores que sienten los colores del club.

Unos 880 kilómetros les separan de la ciudad de Soria, que será la primera batalla fuera de casa en esta temporada ante el CD Numancia, en la que los guerreros intentarán pisar fuerte desde el inicio la campaña con los tres puntos.

Pasará de estar en el Océano Atlántico a cruzar 860 kilómetros por el Mar Mediterráneo, llegando hasta Palma para jugar ante un Mallorca que, a pesar de llegar como recién ascendido, no le pondrá nada fácil para conseguir la victoria. Es un destino esencial para los muchos residentes que se encuentran en la isla.

En la comunidad vecina de Castilla La Mancha, a 470 kilómetros concretamente, le esperará el Albacete en su tercera visita del curso.

Con varios pasos ya dados, se inicia una nueva aventura a 1.300 kilómetros de su hogar, donde le esperarán los chicharreros, cruzando las aguas hasta llegar al Heliodoro Rodríguez López de Tenerife.

Hasta Extremadura recorrerán unos 300 kilómetros por carretera, en los que un recién ascendido les estará esperando para el encuentro.

Se desplazarán por otro camino hasta el norte de España, donde el CD Lugo a 739 kilómetros recibirá en un duelo que pondrá el estadio Ángel Carro como protagonista.

Córdoba, primera visita andaluza

En noviembre y en su primer duelo andaluz a domicilio espera el Córdoba. Es el equipo más cercano al Cádiz CF, con sólo 200 kilómetros de distancia. Salvados la pasada campaña en el último partido del curso, crearán un ambiente de unión entre los colores verdes y amarillo.

A las dos semanas tendrá que volver a hacer horas de viaje y transitará 750 kilómetros aproximadamente hacia La Romareda en Zaragoza, donde un duelo de equipos históricos convertirá este encuentro en el más destacado de la jornada.

Sin salir de Andalucía, a 240 kilómetros, un nuevo Málaga recibirá en La Rosaleda a los gaditanos casi al final de 2018. Un recorrido que la hinchada cadista no piensa perderse. Allí el azul y amarillo se mezclarán por una misma pasión. Es el último encuentro del año para el conjunto de los de Álvaro Cervera, que finalizarán su lista de desplazamientos de la primera vuelta. Una fecha cercana a las fiestas navideñas que tendrá como objetivo conseguir los tres puntos.

Un día especial como es el 6 de enero, y con los Reyes Magos como testigos, el equipo de la Tacita de Plata se desplazará hasta Pamplona. El Sadar será una exhibición de reyes en el terreno de juego y repleto de niños con ilusión por llevarse el mejor regalo de ver ganar a su equipo.

Ya con la entrada del nuevo año y después de las vacaciones, a 400 kilómetros, estará la nueva oportunidad del equipo. En este caso en los Juegos del Mediterráneo ante el Almería, otro equipo andaluz que milita en Segunda.

De nuevo volverán al norte de la península, a unos 770 kilómetros de distancia pero esta vez hasta Oviedo. El equipo asturiano es para el Cádiz CF el eterno rival, ya que en 2015 y jugando en la división de bronce consiguió arrebatar el soñado ascenso por el que tanto pelearon. Quedaron las rencillas del disputado duelo.

Una semana después, ya por el mes de febrero viajarán hacia tierras del epicentro del país, superando los 600 kilómetros que les separa de Alcorcón. El estadio de Santo Domingo será un espectáculo de fútbol un domingo cualquiera, donde la afición gaditana convierte este destino en uno de los favoritos, ya que jugar en territorio madrileño siempre es especial.

Casi al comienzo del Carnaval de Cádiz y a unos mil kilómetros de casa, Tarragona será otra fiesta del fútbol, en la que el Nástic recibirá a un cuadro gaditano con hambre de sumar puntos en Cataluña. Y hablando de Carnaval, el Cádiz CF se llevará el ánimo, la alegría y las ganas de ganar a 600 kilómetros hasta el Martínez Valero de Elche. Pisará de nuevo tierras alicantinas que tan buenos recuerdos trae.

A comienzos de la primavera se presenta un nuevo destino para triunfar. Concretamente 820 son los kilómetros hasta el Camp Nou Municipal de Reus, donde el equipo demostrará lo que puede llegar a hacer con todo lo aprendido en tierras gaditanas.

Nueva visita a la lejana Canarias

En la recta final de la campaña, el Cádiz CF cruzará de nuevo las aguas rozando casi el territorio africano para enfrentarse a la Unión Deportiva Las Palmas. Un estadio que se encuentra a 1.300 kilómetros de la Tacita de Plata, y que a pesar de que comparten el mismo color en la camiseta, son muchos los aficionados del Cádiz CF que residen allí, y tiñen de amarillo el Estadio de Gran Canaria.

Unas obras en el estadio de otro equipo recién ascendido, como es el Rayo Majadahonda, trasladaron el terreno de juego hasta el mítico Wanda Metropolitano, donde juegan las grandes estrellas de la élite del fútbol español. Pero con vigencia hasta el mes de enero. Por lo que 600 kilómetros y una fecha al final del mes de abril partían el sueño de los aficionados gaditanos de ver jugar al equipo en el grandioso estadio madrileño.

Hasta La Coruña pasarán por 1.043 kilómetros para disputar un encuentro ante el Deportivo en Riazor. Templo de mucha historia para algunos, pero de pesadillas para otros. Un equipo que vuelve a luchar la batalla en la guerra de plata, que recibirá a la marea amarilla en la recta final de la campaña, donde todo está por ver.

Emoción y nerviosismo vivirán a unos 300 kilómetros de Carranza, donde en un estadio con malos recuerdos para el Cádiz CF en la pasada campaña dejó atrás la ilusión de los puestos de ‘playoff’. Se trata del Granada CF, que disputa sus partidos otro año más en la batalla por ascender que tanto asombro y entusiasmo crea a todos aquellos que aman este deporte.

El broche final de la temporada regular lo pondrán a 900 kilómetros de casa el 9 de junio ante el Sporting. El antiguo estadio El Molinón, conocido actualmente como Enrique Castro Quini, será protagonista de la batalla de la clausura de un año que quizás prometa ser histórico para el cadismo. Será a partir de ahí cuando el Cádiz CF continúe siendo de plata o inicie su nuevo proyecto de oro.