Álvaro Cervera, entrenador del Cádiz CF.
Álvaro Cervera, entrenador del Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Cádiz CF-Fuenlabrada (Previa) Hoy puede ser un gran día

15 años después del recordado ascenso en Chapín, el equipo cadista puede volver a dar el salto a Primera

Por  7:30 h.
Cádiz
0
Fuenlabrada
0
Cifuentes; Akapo, Cala, Marcos Mauro, Iza; José Mari, Sergio González; Salvi, Álex, Perea; y 'Choco' Lozano.
Femenías; Iribas, Chico Flores, Juanma, A. C. Glauder; Pathe Ciss, José Rodríguez, Hugo Fraile, José Fran; Randy Nteka y Sekou Gassama.
Juan Luis Pulido Santana, del comité granacanario, como árbitro principal. Iosu Galech Apezteguía, del comité navarro, en el VAR.
Encuentro correspondiente a la 40ª jornada de LaLiga SmartBank. El partido será televisado en directo y en abierto por Gol TV. También lo televisará en directo, pero previo pago, Movistar LaLiga 2.
Ramón de Carranza.

«Hoy puede ser un gran día. Plantéatelo así. Aprovéchalo o que pase de largo. Depende en parte de ti». Así de claro, así de contundente. Tal y como cantaba Serrat hace unos años, las oportunidades están para aprovecharlas y el Cádiz CF tiene esta noche una a las puertas que no querrá dejar pasar. Será desde las 21.45 horas ante el Fuenlabrada en el Estadio Ramón de Carranza. Por eso Cervera, experto en mil batallas, trabaja para que así sea.

15 años han pasado ya desde el mítico ‘Chapinazo’. Tres lustros de aventuras y desventuras en los que el equipo de La Tacita de Plata ha vivido momentos de tensión y crisis profunda hasta dar con la tecla. De llorar de amargura con el penalti errado en el Rico Pérez hasta deambular por una categoría de bronce en la que se vivieron temporadas tan aciagas como la de la salvación final en El Palmar. Y todo ello sin olvidar múltiples sinsabores como los de Anduva, L’Hospitalet, los penaltis ante el Lugo, la aciaga tarde ante el Oviedo… Una década de horrores en las que sólo el ascenso con Javi Gracia ilusionó de verdad a un cadismo que vivió de nuevo en sus carnes los trágicos episodios de la anterior etapa en Segunda B, el eterno pozo.

Hasta que todo cambió cuando nadie lo esperaba. Fue en 2016 cuando casi de puntillas aterrizó Álvaro Cervera en el Ramón de Carranza para relevar a Claudio. Una decisión sobre la bocina que acabó en proeza. De poder ser un cadáver más de la guillotina amarilla a iniciar un idilio que perdurará por los siglos de los siglos. Porque Cervera, quien llevó al Cádiz CF a la gloria en el Rico Pérez (curioso es el destino del balompié), había llegado para quedarse. Tal es así que cuatro temporadas han pasado de consolidación en Segunda hasta que ha llegado el momento del salto definitivo. Y de postre, cuatro años más de merecidísima renovación. Hasta 2024. ¿Quién lo diría en estos tiempos en los que el reloj corre mucho más deprisa que el esférico?

Hagan lo que hagan los demás

Mucho ha llovido desde que el 18 de junio de 2005 tocara el Cádiz CF el cielo en Chapín. Tanto que de un éxodo cadista y una celebración teñida de amarillo se pasaría a un ascenso inesperado y diferente en el que la Covid-19 se presentó sin invitación. Lo hizo tras parar el mundo… y el fútbol. Pero ni tan siquiera eso ha podido con un equipo de Cervera forjado con sólidos cimientos, aunque no pueda tener el aliento desde la grada de una afición tan incondicional como incombustible.

La cita ante los hombres de José Ramón Sandoval, relevo de Mere en el banquillo azulón, se presenta con altas probabilidades de ascenso que habrá que refrendar. De esta manera, una victoria lleva de manera directa a la máxima categoría, hagan lo que hagan los demás.

Pero no es la única vía para un Cádiz CF que saltará al césped sabiendo el resultado Huesca, a cinco puntos del líder y que juega a las cinco en Santander ante un descendido Racing. Si los oscenses caen en los Campos de Sport del Sardinero, un empate dejará a los cadistas en la gloria. Asimismo, y haga lo que haga el Huesca, un empate o derrota del Zaragoza (tercer clasificado) un día después ante el Oviedo en La Romareda (domingo a las 21.45 horas) también servirá para el ascenso, aunque pierdan los hombres de Cervera. Eso sí, el salto llegaría en diferido.

Por si fuera poco, todavía quedarían dos balas más de no consumarse el ascenso este fin de semana. La primera sería el viernes 17 de julio a las 21.00 horas en Montilivi ante el Girona. Tres días después a la misma hora frente al Albacete en el Ramón de Carranza.

Indiscutiblemente, lo ideal es que llegue cuando antes para evitar sustos innecesarios. Esa responsabilidad la tienen ante el ‘Fuenla’ todos los convocados por Cervera, quien citó a los 28 disponibles (contando a los canteranos). Entre ellos, el recuperado David Gil y Álex, ya disponible tras cumplir su sanción en el Francisco de la Hera. En cambio, el sancionado ‘Pacha’ Espino y los lesionados Luismi Quezada y Garrido no estarán presentes.

De esa lista tendrá que hacer algunos descartes y montar un once en el que la gran duda estará en el sustituto de ‘Pacha’ Espino, con Iza ganando enteros para cambiar de banda y dar entrada a Akapo por la derecha. Junto a ellos, Cala se antoja fundamental en el centro de una zaga en la que viene estando acompañado por Marcos Mauro en los tiempos, con Fali en la reserva. Bajo palos, Cifuentes.

En la medular, con Sergio González haciéndose fuerte, lo lógico es que José Mari acompañe al canterano. Eso sí, sin perder de vista a Bodiger, quien se hizo fuerte tras el confinamiento. Por delante de ellos, Salvi, el indiscutible Álex y Perea, sin desmerecer las opciones de Jurado o Nano Mesa.

Arriba, ganándose el puesto a base de goles decisivos en este tramo de la competición, el hondureño ‘Choco’ Lozano. Se lo ha ganado a pulso.

Salvado y con aspiraciones

Todo llegará ante un rival que no quiere ser un convidado de piedra. El Fuenlabrada se ha reactivado con la llegada de Sandoval y su mejoría tras el confinamiento. Tanto que ha garantizado su permanencia durante su primer año en Segunda y ahora aspira desde la octava posición a un ‘play off’ goloso para ellos. Están a dos puntos, los que le separan del Rayo Vallecano, que es sexto.

«No vamos a Cádiz a aguar la fiesta, vamos a Cádiz a echar mas agua a nuestra fiesta. Ellos pueden ser equipo de Primera incluso perdiendo», avisa un entrenador con tablas que prefiere centrarse en sus asuntos antes que ‘torpedear’ al adversario.

En La Tacita de Plata se presenta con los atacantes Sekou Gassama e Ibán Salvador, aunque les faltan minutos de rodaje tras estar parados. También con gaditanos como Chico Flores o con jugadores como Randy Nteka, seguidos por clubes de la Premier.

Sin embargo, y tras terminar la vinculación con el portero Biel antes de tiempo, tampoco estará el guardameta Pol Freixenet. Otro que no llega a la cita y se queda en Madrid junto a Caye Quintana, cedido por el Cádiz CF y ausente por temas de contrato. A partir de ahí, Sandoval podrá contar con todos.

A fin de cuentas, una batalla que puede llevar la euforia a Cádiz y su provincia justo una década después del Mundial conseguido por España. Otra fecha que puede quedar marcada en la historia del cadismo y que servirá también para homenajear a los que tuvieron que marcharse. Los que han podido quedarse, como Theo Vargas y tantos otros cadistas de pro, lo celebrarán como merecen.

El Cádiz CF, como dijo en su día Serrat, no cejará en el empeño: «Pelea por lo que quieres y no desesperes. Si algo no anda bien, hoy puede ser un gran día y mañana también. Hoy puede ser un gran día. Duro, duro, duro con él».